A finales del año pasado me apunté a un club de lectura online. En estos tiempos están proliferando y son una buena alternativa ahora que no siempre se puede asistir a los clubes tradicionales. Elegí este en concreto porque la propuesta me pareció original: íbamos a leer libros de terror escritos por mujeres. El segundo que salió elegido fue este Agujeros de sol que reseño a continuación.

La autora de esta novela tan singular no es precisamente una desconocida dentro del género. La abulense Nieves Mories ya había firmado otras obras de terror de lo más heterodoxas cuando, de la mano de Dilatando Mentes Editorial, sacó a la luz Agujeros de sol, una novela no menos heterodoxa y difícil de definir. Quizás por eso sea perfectamente excusable que la sinopsis oficial del libro no nos adelante demasiado en lo que respecta a su argumento. Por eso y porque estamos ante una historia en la que la intriga y los giros insospechados tienen un peso importante y no es nada recomendable dejar que nos los echen a perder antes de tiempo.

¿Qué podemos esperar, pues, de Agujeros de sol? En primer lugar, una ambientación y unos personajes que no nos dejarán indiferentes, y es que esta novela está protagonizada por una familia muy tradicional y muy adinerada en la que nada es lo que parece. Tras el estricto cumplimiento de las costumbres sociales más rancias que podamos imaginar, se ocultan oscuros secretos e incluso crímenes imperdonables que irán saliendo a luz a medida que avance la lectura. Por supuesto, cuando se trata de ficción, lo suyo es que todo crimen que se precie reciba su justo castigo, a ser posible en forma de venganza y eso es lo que encontraremos también en Agujeros de sol: el relato de una vendetta. Un relato, eso sí, nada convencional. Mories juega con el pasado y con el futuro, con el texto y el subtexto, desafiando al lector en cada capítulo para que articule el rompecabezas que se le ofrece y vaya desgranando los entresijos de este linaje en el fondo tan poco ejemplar.

Hay que advertir, en consecuencia, que esta no es una lectura fácil. No lo es porque no se nos cuenta lo que sucede ―ni lo que ha sucedido― de una manera corriente. A veces sabemos cuál es el punto de vista del narrador; a veces no. A veces la acción se describe con un estilo muy directo, casi visceral; a veces pausado, con cuentagotas; a veces serán unos sencillos recortes de prensa los que nos den las claves para entenderlo todo. Pero no es fácil, además, porque Mories no se anda con miramientos. En Agujeros de sol hay violencia, hay dolor, hay descripciones explícitas y algo de denuncia social. No es una novela amable. Es una novela de terror con mayúsculas… y con todo lo que ello implica.

Por Beatriz Alcaná
@AlcanaBeatriz

Título: Agujeros de sol
Autor: Nieves Mories
Editorial: Dilatando Mentes
Publicado: 13 julio 2020
Páginas: 248
ISBN: 978-8412102376
Compartir...