Blanco es el título de lo que en algunos medios se ha venido publicitando como las esperadas memorias del ínclito Bret Easton Ellis. Y algo de eso hay, no puede negarse, pero la verdad es que, como ya viene siendo costumbre cuando se trata del autor de American Psycho, nos encontramos ante una obra inclasificable que escapa de lo que suelen considerarse unas memorias al uso.

No lo son porque, para empezar, Ellis apenas habla de su vida privada en Blanco. O sí lo hace, pero centrándose tan solo en unas pocas anécdotas que le sirven como excusa para hacer lo que mejor se le da: reflexionar ―a veces divagar― durante páginas y más páginas acerca de los grandes referentes de la cultura popular, de los dramas más o menos impostados de cada generación, de las miserias de la industria literaria y también de la cinematográfica, de la obsesión por controlar la imagen que proyectamos, de la necesidad de gustar a todo el mundo de la que adolecen los actores en particular y los millennials en general, de la depresión post-Trump de su novio y, sobre todo, de la censura y la autocensura en lo que él considera la más absurda dictadura del neopuritanismo.

Pueda o no definirse como un libro de memorias, lo cierto es que los seguidores de Ellis no se van a sentir decepcionados cuando tengan este Blanco entre sus manos. Es imposible que así sea porque aquí encontrarán la mordacidad, la perspicacia y el humor ácido que caracterizan a este polémico escritor angelino. Lo que ocurre es que, en esta ocasión, todas estas armas se ponen al servicio de la última gran cruzada en la que se ha enzarzado Ellis ―seguramente la misma en la que lleva embarcado desde que publicó Menos que cero, su primera novela―, la defensa de la libertad de expresión y el derecho a escapar del totalitarismo de lo políticamente correcto, aún a riesgo de herir la hipersensibilidad millennial. O precisamente con toda la intención de hacerlo.

Se compartan o no las opiniones que― una tras otra y a ritmo de ametralladora―  va lanzando un Bret Easton Ellis particularmente desatado, lo que no puede negarse es que el niño terrible de la literatura norteamericana se mantiene en plena forma. Tan caustico e irreverente como siempre, sigue a dispuesto a trazarnos de la forma más inmisericorde un esquema de qué es lo que ha sucedido a lo largo de los últimos años y por qué un mundo volcado por entero en las redes sociales ha evolucionado de la forma en la que lo ha hecho.

Por Beatriz Alcaná (ver reseñas)
@alcana_beatriz

Título: Blanco
Autor:  Bret Easton Ellis
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE
Publicado: 19 de marzo de 2020
Páginas: 256
ISBN: 978-8439736622
Compartir...