La ladrona de huesos

La ladrona de huesos
de Manel Loureiro

Tras ser víctima de un salvaje atentado, Laura pierde completamente la memoria. Solo el cariño de Carlos, el hombre del que se ha enamorado, le ayuda a percibir destellos de su misterioso pasado. Pero ¿quién es Laura? ¿Qué le sucedió? Durante una cena romántica, Carlos desaparece de forma inexplicable y sin dejar rastro. Una llamada al móvil de la joven le anuncia que, si quiere volver a ver con vida a su pareja, tendrá que aceptar un peligroso reto de insospechadas consecuencias: robar las reliquias del Apóstol en la catedral de Santiago.

Sin dudar un segundo, Laura se embarca en una misión imposible para cualquiera. Pero ella no es cualquiera.

Una impactante novela, de ritmo frenético y sorprendentes revelaciones, en La ladrona de huesos, Manel Loureiro conquista al lector y lo atrapa irremediablemente.

Sobre el libro

Laura es una mujer de 41 años que lucha por recuperar la memoria perdida tras un brutal atentado. Todo lo que le queda de su vida anterior es una fotografía con un paisaje y un mensaje entrecortado escrito por la parte de atrás: «…stro lugar secreto. ra-Galicia»

«Era una vieja foto amarillenta de un grupo de
casas desperdigadas en el fondo de un valle.»

Junto a Carlos, su pareja, disfruta de la belleza del paisaje y los pueblecitos de Galicia cuando recibe una llamada de un hombre misterioso que hará temblar de nuevo todo bajo sus pies. Nada más colgar descubre que Carlos ha desaparecido y Laura es ahora víctima de un chantaje: su interlocutor le pide que robe los huesos del Apóstol Santiago a cambio de la vida de Carlos. Sólo tiene 7 días para conseguirlos y el trabajo no es nada fácil. Los restos se hallan en el corazón de la Catedral de Santiago de Compostela, en la cripta, fuertemente custodiada después de la serie de atentados que han ido ocurriendo a lo largo de los años contra símbolos históricos del cristianismo.

«Una vez destruimos los cimientos del poder económico del Occidente. -Había una emoción incontrolable en la voz de Alwaleed-. Ahora vamos a destruir sus símbolos religiosos. Arderán todos juntos… como prueba de que la victoria del islam es incontestable.»

Laura comenzará entonces un recorrido por algunos de los lugares más emblemáticos del Camino de Santiago francés, mientras trata desesperadamente de conseguir los restos del Apóstol Santiago, y recuperando a la vez la memoria perdida: Sus primeros años de vida en Madrid, junto a sus padres, pasando después por Moscú, donde conocerá el horror de un internado para niños: El Nido, un lugar que a su vez le proporcionará una experiencia vital para su supervivencia y amigos con los que recorrerá el mundo bajo la batuta de Mijaíl Tarasov, mentor de los pequeños y protector a ultranza de Laura.

A medida que pasan los días y se acerca a la capital gallega, Laura tendrá que enfrentarse a numerosos peligros que la harán replantearse el objetivo de su existencia. Los viejos fantasmas del pasado acechan y en un momento del Camino tendrá que decidir si contar la verdad sobre su vida o empezar de cero, algo prácticamente imposible a medida que se desarrollan los acontecimientos.

LA NOVELA Y LOS TEMAS

El escritor y abogado Manel Loureiro regresa a la primera línea con La ladrona de huesos una trepidante novela de intriga que atrapa al lector desde las primeras páginas tanto por su ritmo como por su trama, llena de giros y sorpresas inesperadas. La ladrona de huesos es una historia de intriga en la que el autor se mueve a sus anchas con un profundo conocimiento de los paisajes que describe de su Galicia natal, a los que suma una descripción delicada y cuidadosa de otros como la ciudad mexicana de Guadalupe o los parajes helados de la antigua URSS.

La tensión en su forma de narrar aparece en el primer capítulo, con la presentación de Laura en lo alto de Pedrafita do Cebreiro, la puerta de entrada a Galicia por el Camino francés hacia Santiago de Compostela. Una desaparición inesperada hará que el lector no pueda dejar de leer, intentando encajar todos los sucesos que ocurren en las páginas posteriores y que no conseguirá resolver hasta el final de la novela. De una forma magistral, el autor traslada al lector de Galicia a Rusia, pasando por México, ofreciendo detalles de cada lugar que demuestran ser un gran conocedor de lo que narra.

Manel Loureiro hace que Laura, la protagonista, conquiste a los lectores a través de esa neblina mental que presenta después de sufrir un atentado y que intentará reconstruir al mismo ritmo frenético en el que se desarrollan los acontecimientos. Su periplo va acompañado de un gran plantel de personajes que vivirán esta aventura literaria jugando al despiste tanto con la protagonista como con el lector. Aquí entrará la intriga con coprotagonistas malvados y sin escrúpulos junto a otros que intentarán por todos los medios que Laura consiga su objetivo.

Con su gran capacidad para narrar con detalle las múltiples intrigas y secretos que ocurren a lo largo de la novela, el escritor entrelaza el ayer y el hoy de la vida de Laura, sin dejar ningún suceso al azar y completando el puzzle de una forma impactante. Con un gran dominio del tempo literario, Manel Loureiro logra que el lector no pierda ninguna pieza del mismo y las encaja con gran maestría, mientras consigue que demande más historias de esa mujer de aspecto frágil que sin embargo esconde una gran fortaleza en su interior.

El amor es otro de los temas que está presente en La ladrona de huesos en todas sus formas. A través de Laura y sus relaciones de pareja, pero también con el amor paternal que siente hacia su mentor, Mijaíl Tarasov y hacia sus amigos y compañeros de penurias y misiones secretas.

El suspense sobrevuela a lo largo de toda la novela, en la que Loureiro vuelve a demostrar su gran dominio del género y su capacidad para mantener la tensión a través de una historia con muchos claroscuros, que nunca deja de inquietar al lector.

*Contenido original proporcionado por la editorial Planeta

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...