La muerte del sol de Yan Lianke

Publicación: 11 noviembre 2020
Editorial: Automática Editorial
Páginas: 420
ISBN: 978-8415509448
Traductor: Belén Cuadra Mora

Biografía del autor

Yan Lianke (Henán, 1958) es uno de los escritores chinos contemporáneos más reconocidos, controvertidos e independientes. Es autor de numerosas obras traducidas a más de veinte idiomas, entre las que destacan: El sueño de la aldea Ding, Los besos de Lenin, Crónica de una Explosión y Los cuatro libros. Ha sido galardonado con premios tan prestigiosos como el Franz Kafka, el Lu Xun y el Lao She chinos, y el Flower Trade of World Chinese Literature Award de Malasia. Ha sido candidato al Femina Prix y finalista en dos ocasiones del Man Booker International, así como propuesto para el Príncipe de Asturias de las Letras y el Nobel de Literatura.

Sinopsis

En un pequeño pueblo de la sierra de Balou vive el joven Li Niannian, de catorce años. Una tarde, después de ponerse el sol, Niannian se da cuenta de que algo inusual está sucediendo. Los aldeanos parecen actuar dormidos; uno tras otro, van cayendo en un extraño episodio de sonambulismo colectivo. Ante los ojos del muchacho, da comienzo un desfile de vecinos que, como víctimas de una extraña epidemia, se levantan en mitad de la oscura noche para entregarse a sus deseos más ocultos y desatar un infierno. Con el paso de las horas, los saqueos y la violencia se extienden por la región. Mientras tanto, los funcionarios y líderes locales se hunden en el libertinaje o en delirantes fantasías de grandeza, ajenos al drama del pueblo. La pesadilla solo terminará cuando llegue la mañana y el sol vuelva a salir, pero el tiempo parece haberse detenido y, a la hora del alba, una insondable oscuridad llena aún el cielo hasta donde alcanza la vista. Yan Lianke, nos sumerge en esta historia siniestra y cautivadora en la que acompañamos a Li Niannian, a sus padres, e incluso al propio autor, transformado aquí en personaje, en un intento desesperado por salvar el pueblo del caos y la locura.

Nota de prensa

¿QUÉ OCURRE CUANDO EL SUEÑO COLECTIVO SE CONVIERTE EN UNA PESADILLA?

Yan Lianke escribió La muerte del sol en 2015. Cuando se publicó en 2018 en Reino Unido, muchos vieron una crítica al sueño chino de Xi Jinping, aunque en una entrevista concedida a The Guardian, Yan Lianke aclaró que lo que pretendía con esta novela era contar qué pasa cuando el ser humano se deja llevar por sus pasiones y deseos más ocultos. En su pueblo había escuchado que en ocasiones un vecino había sufrido episodios de sonambulismo. Yan Lianke decidió emplear esta idea como punto de partida para La muerte del sol, una novela que se mueve entre lo real y lo fantástico, y que nos narra lo que acontece en un pueblo durante una sola noche en la que, uno a uno, los aldeanos van cayendo y sucumbiendo al sueño, víctimas de una extraña epidemia.

El infierno se desata ante los ojos de Li Niannian, el niño de catorce años que narra esta historia. Junto a él y su familia, seremos testigos de los acontecimientos de esa siniestra noche de verano en la que la moralidad y los valores se rebelarán contra el orden establecido. Su padre y su madre, que regentan la funeraria «El nuevo mundo», trabajan sin descanso haciendo manualidades y ofrendas para los muertos que no dejan de acumularse. Su tío, director de la incineradora local, es un hombre sin escrúpulos dispuesto a hacer fortuna a toda costa.

El propio Yan Lianke aparece en la novela como un personaje más, un autor famoso inmerso en una crisis creativa y vecino del protagonista. En el pueblo nadie lee sus libros, tan solo el joven Niannian, que habla de sus novelas como «Parajes cuyo término no se avista ni después de caminar tres días con sus tres noches. Sus novelas son larguísimas, llenas de palabras. Vistas todas juntas, parecen un erial».

Al final, alguien deberá tomar una drástica decisión para salvar al pueblo y, tal vez, purgar y exculpar los errores de su pasado.

UN MICROCOSMOS DE LA SOCIEDAD ACTUAL

Hoy, en 2020, leer esta novela cobra un nuevo sentido que difícilmente nos podríamos haber imaginado hace pocos meses. Yan Lianke se ha convertido en un profeta distópico y son inevitables los distintos paralelismos que surgen en la mente del lector al encontrarse con un pueblo víctima de una epidemia en la que los muertos colapsan el propio sistema, las incineraciones no son ya posibles y el Gobierno vuelve a permitir enterrar a los muertos (algo que había prohibido), con tal de que se haga pronto. Los funcionarios víctimas de ese sonambulismo, así como los ricos, viven la noche de forma muy distinta a los aldeanos de a pie. Se sumergen en fantasías teatrales, representando las vidas de dinastías pasadas, mientras los burócratas intentan medrar en medio de ese sonambulismo. El pueblo entre tanto libra una contienda, dividido en bandos que solo se distinguen por el color de la cinta que llevan atada en la cabeza. El estilo de La muerte del sol es fiel al resto de la obra de Yan Lianke, cargado de metáforas y símiles, sinestesias y repeticiones que consiguen sumergirnos en el propio sueño, en ocasiones, pesadillesco. Como lectores, nos sentimos en estado de hipnosis, rodeados de una neblina que no nos permite diferenciar lo real de lo irreal, lo posible de lo imposible; lo caricaturesco de la verdad.

En La muerte del sol Yan Lianke nos hace partícipes de un sueño perturbador y de la locura real de una sociedad que bien podría ser la nuestra. Una obra que nos fuerza a reflexionar sobre cómo vivimos: ¿Estamos despiertos o sonámbulos como los habitantes de la aldea de Gaotian? ¿Estamos despiertos o ya hemos sucumbido al sueño y somos esclavos de nuestros impulsos y deseos más ocultos?

Una vez más, Yan Lianke se adentra en el lado más oscuro del alma humana para retratar la mezquindad del hombre y la avaricia.

Yan Lianke siempre insiste en que escribe más sobre la vida y las personas que sobre política, pero es indudable que su obra constituye una sátira social. Sus novelas se adentran en las conductas del ser humano para hablarnos del sufrimiento, de la corrupción, la hipocresía o la avaricia: El sueño de la aldea Ding nos conmovía con un lirismo desgarrador para narrarnos la epidemia de SIDA que estalló en la China rural de los años 90 a raíz de la venta de sangre; Los besos de Lenin nos hizo testigos de las extravagantes ideas de unos funcionarios para atraer el turismo y poder enriquecerse; Crónica de una explosión muestra cómo la corrupción y la prostitución sirven para que un pueblo se convierta en una megalópolis y en Los cuatro libros (Galaxia Gutenberg) abordó la hambruna masiva del Gran Salto Adelante. En La muerte del sol, la carga alegórica y el absurdo apuntan a una escalofriante crítica social.

Gracias a su inigualable estilo, que discurre entre lo real y lo fántástico, y a su compromiso con la verdad, Yan Lianke se ha asegurado su lugar como el novelista más esencial y atrevido de la narrativa China contemporánea. Sus obras gozan de un innegable prestigio internacional y son claves para entender la realidad china actual.

*Contenido original proporcionado por la editorial Automática Editorial

Críticas

«Lianke nos obliga a reflexionar sobre un mundo demasiado absurdo, demasiado cruel y demasiado desagradable. Leer La muerte del sol es una experiencia implacable e incluso brutal». The New York Times

«Esta novela exuberante y siniestra confirma al autor como uno de los mejores y más audaces de su país». The Economist

«Yan Lianke es uno de esos genios raros que encuentra en los absurdos peculiares de su propia cultura los absurdos que infectan a todas las culturas. La muerte del sol es el libro más espeluznante que he leído en años: una sátira social que sangra como un apocalipsis zombi… Ese estado de sueño que retrata representa algo más, algo mucho más profundo. Una llamada de atención sobre el camino en el que estamos». Ron Charles, Washington Post

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...