Plegaria en el asedio
de Damir Ovčina

Publicación: 20 octubre 2021
Editorial: Automática Editorial
Páginas: 736
ISBN: 978-8415509707
Traductor: Luisa Fernanda Garrido y Tihomir Pištelek

Biografía del autor

Damir Ovčina (Sarajevo, 1973), ha estudiado Literatura y trabajado como docente y editor literario. Su primera novela, Plegaria en el asedio, se convirtió en un fenómeno en Bosnia y Herzegovina. Publicada veinte años después de comenzar a escribirla, inspirada en sus vivencias del sitio de Sarajevo, la novela ganó el premio Hasan Kaimija a la mejor obra en prosa del país y el Mirko Kovač en 2016, uno de los más importantes de la región. Plegaria en el asedio se ha publicado en alemán y esloveno, y pronto verán la luz las ediciones italiana y francesa, así como una próxima adaptación al cine.

Sinopsis

Sarajevo, primavera de 1992: un Estado se desmorona para dar paso a la guerra y un joven bosnio de diecisiete años queda una tarde atrapado en Grbavica, un barrio ocupado por las fuerzas serbias. Durante más de tres años se verá forzado a permanecer allí, separado de su familia. Sus días discurrirán entre la oscuridad y las humillaciones por parte del enemigo. Será asignado a un pelotón de trabajo para enterrar a los muertos, pero también logrará hallar la esperanza o el refugio en el otro. Plegaria en el asedio es una hazaña literaria cuya crudeza ha sido comparada con la de las obras de Shalámov o de Grossman. Una novela con poso autobiográfico que se enfrenta a los horrores de la guerra sin dejar de ser una historia íntima sobre personas, sobre la oscuridad y la luz que hay en ellas. Con un estilo conciso y directo, auténtico y sin concesiones, Damir Ovčina nos sorprende con una pieza literaria única, una obra de primer nivel. Oraciones breves, entrecortadas y sin patetismo que acorralan al lector. Plegaria en el asedio nos arroja al absurdo de la guerra, al infierno sufrido por los civiles, a los profundos y oscuros meandros del alma humana, y es capaz de encontrar esperanza entre sus escombros, donde siempre podrán florecer el arte y el amor.

Nota de prensa

Un brillante y abrumador relato sobre el asedio de Sarajevo
Damir Ovčina tardó veinte años en escribir esta novela que, inspirada en su propia experiencia, nos narra la vida de un joven adolescente durante el sitio de Sarajevo. Una tarde de abril de 1992, el protagonista salió de su casa familiar en el barrio de Dobrinja hacia Grbavica para encontrarse con una amiga. Por la noche ya no pudo volver. El barrio de Grbavica había sido tomado por las fuerzas serbias y comenzaba el asedio de la ciudad, el más largo vivido por una población en la historia reciente. No pudo regresar a su casa en cuatro años.

Plegaria en el asedio es una hazaña literaria cuya crudeza ha sido comparada con las obras de Shalámov o de Grossman. Una novela con poso autobiográfico que se enfrenta a los horrores de la guerra sin dejar de ser una historia íntima sobre personas, sobre la oscuridad y la luz que hay en ellas.

Con un estilo conciso y directo, auténtico y sin concesiones, Damir Ovčina nos sorprende con una pieza literaria única, una obra de primer nivel. Oraciones breves, entrecortadas y sin patetismo que acorralan al lector. Plegaria en el asedio nos arroja al absurdo de la guerra, al infierno sufrido por los civiles, a los profundos y oscuros meandros del alma humana, y es capaz de encontrar esperanza entre sus escombros, donde siempre podrán florecer el arte y el amor.

«Todo está escrito. Existe un tiempo para la alegría y un tiempo para la tristeza, un tiempo para la siembra y un tiempo para la cosecha. Un tiempo para el nacimiento y un tiempo para la muerte. Solo que el hombre no descifra lo que está escrito para él y, altanero como es, piensa que el mal lo va a sortear. Y no es así. Ya ves, el mal ha llegado, si es que alguna vez se había ido». Plegaria en el asedio, Automática, 2021. Trad. Luisa F. Garrido y Tihomir Pištelek 

Damir Ovčina tardó veinte años en escribir esta novela que, inspirada en su propia experiencia, nos narra la vida de un joven adolescente durante el sitio de Sarajevo. Una tarde de abril de 1992, el protagonista salió de su casa familiar en el barrio de Dobrinja hacia Grbavica para encontrarse con una amiga. Por la noche ya no pudo volver. El barrio de Grbavica había sido tomado por las fuerzas serbias y comenzaba el asedio de la ciudad, el más largo vivido por una población en la historia reciente. No pudo regresar a su casa en cuatro años.

Ovčina ha pasado dos décadas ordenando y dando sentido al torrente de imágenes, impresio- nes y sensaciones que dejaron sus vivencias para trasladarnos en esta titánica novela (publicada en Bosnia y Herzegovina con el título Kad Sam Bio Hodza, «Cuando fui imán», en su traducción literal) la experiencia íntima de la guerra. Todo ese tiempo ha sido necesario para dar con la forma exacta; para que las palabras lograran alcanzar credibilidad, fuerza, verdad e integridad. El escritor y crítico Miljenko Jergović dijo de esta obra: «Plegaria en el asedio no se puede moldear. Ahí radica su mayor fortaleza». Y, efectivamente, estamos ante un texto que no acepta moldes. Esta es también, sin duda, la fortaleza de esta traducción; una labor monumental que logra rehacer en nuestra lengua, y con toda naturalidad, el poderoso artefacto de Ovčina sin traicionarlo, sin renunciar al riesgo ni a la dificultad.

El estilo de Ovčina es único, nadie escribe como él, en Bosnia ni en ningún otro lugar. La suya es una escritura llena de omisiones, de espacios en blanco; Ovčina parece rehuir los verbos y, de esta forma, arrojarnos a un mundo de acciones implícitas, de esquirlas de oraciones que se precipitan hacia un sentido hondo, directo, crudo…, y a su vez confieren al texto un ritmo que nos arrastra como lectores a una experiencia real y orgánica de los acontecimientos, vistos a través de los ojos de un joven de diecisiete años que se abisma atónito al infinito mar de horror que es la guerra, y que, entre sus furiosas olas, logrará hallar resquicios de esperanza, tablas de salvación.

Asistimos a una novela que recorre de forma pormenorizada casi cuatro años de experiencia de una guerra, de un asedio, una crónica de vivencias en primera persona. El lector queda encerrado junto con el protagonista en el barrio de Grbavica, bajo control enemigo, separado del resto de la ciudad por un puente, la única salida, inaccesible, rodeada de francotiradores. Y si algo nos demuestra esta novela es que no son las armas o la sombra de la muerte lo más aterrador; el terror se instala en la cotidianidad, en el día a día, en la rutina de la guerra, en la incertidumbre a la que se vio expuesta la población asediada. A merced del otro. Ángel o monstruo. Tan solo el refugio que se encuentra en el amor, la amistad y la esperanza nos man- tiene en pie durante el asedio.

*Contenido original proporcionado por Automática Editorial

Críticas

«Son imágenes que nunca desaparecerán. La nieve se derrite sobre lo que queda de los tejados cuando comienza la primavera, la calle de un barrio destruido donde se sucedieron todas las desgracias y maldades, y que ya no reconozco, salvo la casa en la que crecí. Estas fueron las imágenes a las que se redujo nuestra experiencia. A partir de estas escribí esta novela, que se publicó tras veinte años de estar buscando la forma de capturar el sentimiento de esa dolorosa juventud: los asesinatos, la incredulidad y el intento de comprender esa vida inconcebible que llevó nuestro pueblo». Damir Ovčina

«Europa tiene que dar la bienvenida a un gran autor. Es lo más inquietante que se ha escrito sobre la realidad de esta y muchas guerras similares». Frankfurter Rundschau

«Un debut brillante. La frialdad y la inocencia de su mirada recuerdan obras maestras como Si esto es un hombre de Primo Levi o Sin destino de Imre Kertész». Berliner Tagesspiegel

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...