Sueños a través de una ventana es la primera obra de Miguel de Asís Pulido. El madrileño, nacido en 1995 se estrena con esta colección de relatos, fiel reflejo de la formación filosófica del autor.

En Sueños a través de una ventana nos encontramos con veintidós relatos de la más diversa índole, si bien todos ellos tienen en común su trasfondo filosófico. A pesar de la variedad temática de la obra, se aprecia con claridad la presencia de tres temas recurrentes: el tiempo, la muerte y el amor (en su vertiente más sórdida y dolorosa).

La obra arranca de una forma de lo más original: el protagonista del primer cuento escribe una carta a Borges. Esta misiva hace las veces de introducción y resumen del contenido del libro para el lector, que desde el primer momento sabe qué le espera a lo largo de las siguientes páginas.

El primer relato propiamente dicho funciona muy bien marcando la atmósfera y el tipo de narraciones que nos esperan en los relatos venideros. En esta ocasión, al protagonista se le diagnostica principio de esquizofrenia, lo que sume al personaje en una obsesión y angustia por el tiempo de cordura que le queda y la llegada progresiva de la muerte. Otros temas que aparecen en Sueños a través de una ventana son reflexiones sobre lo que significa ser humano y el uso que este hace del poder, así como observaciones sobre el concepto de libertad y sobre las relaciones y diferencias entre el bien y el mal.

En cuanto al estilo de esta colección de relatos, se trata de veintidós relatos de extensión breve que se leen cómoda y rápidamente. A pesar de la profundidad de los temas tratados y del predominio de oraciones largas y complejas, los relatos se desarrollan a muy buen ritmo y el autor consigue hacer que acompañes a sus protagonistas en sus aventuras y reflexiones desde el principio hasta el final.

Personalmente, el relato que más me ha gustado es “Teodiceas”, con el que Miguel de Asís nos hace pensar sobre el concepto de Dios, el bien y el mal: “La cuestión es que si hubiera un ente superior no podría ser a la vez bueno y poderoso, pues en ese caso usaría su inmenso e infinito poder para eliminar para siempre de la faz de la Tierra al Mal”. También en este mismo cuento tenemos reflexiones sobre el concepto de culpa: “Para que exista la culpa es precisa la voluntad (…) y un acto puede ser voluntario, pero, a su vez, necesario o fruto de la ignorancia, y eso exculpa a la voluntad del autor”; si tenemos estas ideas en cuenta, entonces se podría concluir que “la culpa no existe y que el mal se lleva a cabo por necesidad o ignorancia” (con lo que todo ello conllevaría para la existencia y función de las cárceles).

Le estoy muy agradecida a Sueños a través de una ventana y a su autor, pues la obra me ha servido para refrescar conocimientos de mis años de estudio de Filosofía en el instituto y la universidad. Al terminar cada relato, he ido sintiendo la necesidad de tomarme un tiempo para asimilar los conceptos tratados en el texto y sumergirme en las reflexiones y torbellinos de ideas que cada cuento me ha ido generando. Siempre es de agradecer dar con una obra que haga trabajar a tu mente y despierte tu actitud crítica sobre conceptos y realidades que nos son tan comunes y cercanos en nuestro día a día.

Por Isabel Fresno
@armoredlilibet

Título: Sueños a través de una ventana
Autor: Miguel de Asis Pulido
Editorial: Ediciones Atlantis
Publicado: 1 marzo 2021
Páginas: 220
ISBN: 978-8412324877
Compartir...