En Tristana se aborda un tema muy en boga y que está de actualidad desde hace unas décadas: la emancipación de la mujer. En esta novela de Benito Pérez Galdós somos testigos de la vida de la protagonista, Tristana, a la que acompañamos a lo largo de un viaje lleno de obstáculos en el que la deseada independencia parece quedar cada vez más lejos.

Tristana, una huérfana que vive en Madrid, es acogida por don Lope. Esta será la primera figura masculina que se interponga en el camino de Tristana hacia su emancipación. Don Lope la humilla y trata de seducirla (a pesar de tener una edad mucho más avanzada que Tristana y poder ser perfectamente su padre). Conforme avanza la novela, Tristana conoce a Horacio, un pintor que tiene su tallercito en Madrid, y se enamora de él.

Aunque en un primer momento la protagonista ve con optimismo su relación con Horacio y cree que junto a él podrá llevar una vida libre de ataduras, lo cierto es que el pintor resulta ser un personaje de mentalidad convencional que no aprueba el estilo de vida libre y feminista de Tristana. Esta quiere ser actriz y Horacio intenta quitarle esta idea de la cabeza, tratando de convencerla de que el lugar de la mujer está en la esfera doméstica y que su única misión en el mundo es tener hijos y hacer del hogar un espacio acogedor para su marido. Otro punto en el que difieren las ideas de ambos es el matrimonio: mientras que Horacio deja insinuar desde un primer momento que quiere casarse con ella, Tristana quiere evitar el matrimonio a toda costa, pues lo ve como un eslabón más de la cadena que le impide llegar a cumplir su sueño de libertad.

A pesar de tratarse de una novela de finales del siglo XIX, el tema sigue siendo de actualidad y sigue reflejando el que, por desgracia, continúa siendo el único camino disponible para muchas mujeres hoy día. Sin duda, la obra invita a la reflexión y nos hace plantearnos si de verdad hemos avanzado tanto como creemos (o nos quieren hacer creer).

El dinamismo de la trama consigue enganchar prácticamente desde la primera página y, antes de que nos demos cuenta, hemos llegado al final de la novela. Galdós consigue transportar al lector a cualquier rincón de Madrid que se propone: la riqueza descriptiva tan característica del estilo de este autor hace que, por un momento, creamos estar en una taberna de Chamberí o en una típica casa burguesa.

Tampoco tienen desperdicio los diálogos entre los personajes, cuya forma de hablar nos permite hacernos una idea perfecta de su edad, procedencia y clase social. Y es que Galdós es experto en modificar el registro y el vocabulario en función de qué personaje esté hablando. Es curioso ver cómo aquellos personajes con menos nivel educativo se expresan cometiendo faltas de concordancia, pronunciando mal algunas palabras o conjugando erróneamente los tiempos verbales.

Si queréis saber si finalmente Tristana logra romper con las convenciones de la España de finales del siglo XIX y ser dueña y señora de su vida y su destino, os invito a leer esta maravillosa obra de Benito Pérez Galdós. Sirva como aperitivo la última oración de la novela:

“¿Eran felices uno y otro?… Tal vez.».

Por Lilibet
@armoredlilibet

Título: Tristana
Autor:  Benito Pérez Galdós
Editorial: Grandes Clásicos
Publicado: 1892
Páginas: 280
ISBN: 978-8437624952

Compartir...