El libro negro de las horas

El libro negro de las horas
de Eva García Sáenz de Urturi

Publicación: 2 febrero 2022
Editorial: Planeta
Páginas: 384
ISBN: 9788408252856

Biografía del autor

Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela, La saga de los longevos, un fenómeno de crítica y ventas, y en 2014 la segunda entrega, Los hijos de Adán, junto con Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante, traducido a más de una veintena de idiomas y que ha copado la lista de los más vendidos en países como EE. UU., Francia, Alemania o Italia entre otros. Adaptada a la gran pantalla por Atresmedia en 2019, le siguió Los ritos del agua, la segunda entrega, y Los señores del tiempo, la tercera y el desenlace de la exitosa Trilogía de la Ciudad Blanca. Ha sido galardonada con el Libro de Ficción del Año en 2018 y The Golden Bullet a la mejor novela negra extranjera de 2019.

Su novela Aquitania ha sido la ganadora del Premio Planeta 2020. Toda su obra literaria ha llegado a más de dos millones de lectores.

Sinopsis

¿Por qué leer “El Libro Negro de las Horas”?

  • Te encantará si te gustó la “Trilogía de la Ciudad Blanca” y si eres amante del thriller.
  • Aparece un nuevo personaje fundamental para la trama: la madre de Kraken.
  • El mundo de los libros antiguos y el coleccionismo está muy presente.
  • La autora recibió el Premio Planeta 2020 por “Aquitania”.

“El Libro Negro de las Horas”, la nueva novela de Eva García Sáenz de Urturi

Vuelve la autora de la exitosa “Trilogía de la Ciudad Blanca” (“El silencio de la ciudad blanca”, “Los ritos del agua” y “Los señores del tiempo”).

Alguien que lleva muerto cuarenta años no puede ser secuestrado y, desde luego, no puede sangrar.

Vitoria, 2022. El exinspector Unai López de Ayala —alias Kraken— recibe una llamada anónima que cambiará lo que cree saber de su pasado familiar: tiene una semana para encontrar el legendario Libro Negro de las Horas, una joya bibliográfica exclusiva, si no, su madre, quien descansa en el cementerio desde hace décadas, morirá.

¿Cómo es esto posible?

Una carrera contra reloj entre Vitoria y el Madrid de los bibliófilos para trazar el perfil criminal más importante de su vida, uno capaz de modificar el pasado, para siempre.

Me llamo Unai. Me llaman Kraken. Aquí termina tu caza, aquí comienza la mía. ¿Y si tu madre fuera la mejor falsificadora de libros antiguos de la historia?

Sobre el libro

La nueva novela de Eva García Sáenz de Urturi es apasionante, trepidante y absorbente. Una carrera vertiginosa por encontrar un antiguo libro de las horas. Una pieza única. Una obra que levanta las más bajas pasiones de los bibliófilos y que dejará un rastro de muertes. Es un acercamiento al lado oscuro del coleccionismo de libros antiguos: los fraudes, las falsificaciones, los robos y las bibliopatías. Pero también transmite el amor por los libros, por su contenido, por las letras, por las historias que cuentan y por lo que hacen sentir a los lectores.

Dos homicidios en librerías y editoriales de libros antiguos en Vitoria y en Madrid. Dos crímenes en entornos similares, dos víctimas que se conocen y conocen el mundo de la bibliofilia. El modus operandi también es similar. El autor no da la cara, pero es certero a la hora de actuar. «Hay cierto sadismo y algo muy personal en destrozarles el rostro, y no mató en un cuerpo a cuerpo. No quiso lucha, no quiso estar presente».

Una llamada, un ultimátum, un grito desesperado. Unai López de Ayala, Kraken, se estremece al oír de fondo la palabra hijo. Al otro lado del teléfono, Calibán, el secuestrador, le marca las pautas si no quiere que su madre muera: tiene siete días para encontrar y devolverle el Libro Negro de las Horas de Constanza de Navarra. Así comienza El Libro Negro de las Horas, la nueva novela de Eva García Sáenz de Urturi, autora de la exitosa Trilogía de la Ciudad Blanca y ganadora del Premio Planeta 2020 con Aquitania.

«La esencia de los libros es transmitir historias, vivir otras vidas de manera vicaria durante unos días».

Unai López de Ayala, que se había apartado de la investigación y se dedicaba a la formación de perfiladores criminales en las dependencias de la academia de la Erztaina, vuelve a las calles porque esta vez lo acontecido le toca directamente. Tras creer que su madre, Ítaca Expósito, había muerto hace cuarenta años, cuando nació su hermano Germán, la llamada del secuestrador le hace recuperar de golpe dos sensaciones: una, atrapar al delincuente; y dos, encontrarse con una persona de la que apenas tenía referencias, su propia madre.

«¿Qué pasó con mi nacimiento, por qué me abandonó, por qué mi padre fingió que mi madre era Marta Gómez, ella es también la madre de Germán?». Enigmas, preguntas e interrogantes que Kraken irá descubriendo a lo largo de las páginas.

El objeto de deseo es el Libro Negro de las Horas de Constanza de Navarra. Una joya entre los coleccionistas de libros antiguos: Veinte centímetros de altura, encuadernado en terciopelo negro con clavos metálicos de adorno y hojas de pergamino negro, gracias a las agallas (la excrecencia que brota de los robles), sobre el que destaca el azul ultramar que se extrae del lapislázuli, y lo convierte en una obra de alto valor.

«Era casi místico. Por la noche, padre y yo lo contemplábamos y las miniaturas parecían bailar sobre el texto. Destacaban, brillaban. No es un ejemplar común, Ítaca. Es el más bello, y el más raro. Es un unicum», así describe El Libro Negro de las Horas un personaje de la novela.

¿Qué es un libro de horas? Son auténticos tesoros de biblioteca de origen medieval. Como se describe en el libro, era «un tipo de manuscrito iluminado que se fabricó en la Edad Media, un libro de oraciones personal que se encargaba para alguna persona poderosa y no religiosa, habitualmente mujeres». Por lo tanto, son ejemplares únicos. Una de las libreras de la novela puntualiza la descripción anterior: «Eran bellos, iban ricamente ornamentados, con letras capitales, con orlas, con miniaturas iluminadas. Los pigmentos han aguantado vivos el paso de los siglos (…) Se regalaban el día de Año Nuevo, incluían los rezos a cada hora, a veces los oficios en cada estación»

El Libro Negro de las Horas de Eva García Sáenz de Urturi discurre en dos espacios temporales: los años setenta y mayo de 2022. Un pasado y un presente-futuro que acabarán convergiendo en una casa de una calle de Madrid. Allí donde Unai y su madre, Ítaca, llegarán a reencontrarse. «Sabes que vivo en una zona gris, al margen de la ley. No quiero estar fichada, prefiero que conste el certificado de defunción y empezar de nuevo», le explica la madre al hijo; y este le demanda: «Necesito conocer mi historia, tu historia, qué te llevó a abandonarme, qué llevó a mi padre a fingir que mi madre era otra».

En los años setenta discurre toda la infancia y juventud de Ítaca Expósito, en su Vitoria natal. Desde su abandono en la puerta de un colegio de monjas hasta la salida precipitada de la ciudad. Entre medias, años de pintura y falsificaciones, presiones de ávidos coleccionistas en busca de su talento, amistades fieles, odios enconados y primeros amores. Una vida dura y difícil para una joven que apenas conoció cómo era la sociedad provinciana del momento. Ítaca es una mujer indomable que se rebela contra las imposiciones que le marcan los poderes establecidos, ya sean sus superioras religiosas, ya sean empresarios de turbio pasado. Y además es valiente a la hora de tomar decisiones: como la de dejar la familia y a su bebé Unai, convertirse en un fantasma, con nueva identidad, y huir de aquellos que quieren venganza.

Y mayo de 2022 es el presente. Es pura acción, tiempo en el que discurre la investigación y pesquisas para detener al malhechor. Deudas, extorsiones, chantajes, crímenes, pasión y venganza a partes iguales, al descubierto. Secretos de familia que verán la luz en el relato. Las piezas del rompecabezas se ajustan con precisión. La investigación fluye y Unai consigue otro de los objetivos que se trazó tras el ultimátum: atrapar a Calibán, un hombre del mundo del coleccionismo de libros antiguos, cuya meta última y casi única es tener el preciado Libro Negro de Las Horas de Constanza de Navarra para «poseerlo, acariciar su lomo cada mañana».

Con estas pautas, la novela nos adentra en un mundo endogámico, cerrado y oscuro. Una especie de ring donde los bibliófilos luchan por los libros más codiciados. El objetivo no es leerlos, es sencillamente poseerlos e impedir que el resto de los competidores los tengan. «Solo quiere poseer, quitarles el alma y observar el lomo para luego olvidar el ejemplar y comenzar de nuevo (…) la caza del ejemplar raro». Una especie de adicción que ha arrastrado a la ruina a familias enteras. La especulación financiera a golpe de libro unicum. «Para ser poseedor de libros solo hace falta dinero para comprarlos y espacio para acumularlos. (…) Un coleccionista es un fraude como lector, un impostor, un simple acumulador, un poseedor», se destaca en el relato.

La novela se convierte en un instrumento didáctico de gran valor, porque sirve para conocer cómo es el mundo del coleccionismo de libro antiguo y cómo actúan los bibliófilos. La RAE define bibliofilia como la «afición a coleccionar libros, y especialmente los raros y curiosos». Y eso es, precisamente, lo que descubrirá el lector de El Libro Negro de las Horas. El coleccionista se basa «en la rareza, en que existan pocos ejemplares o un ejemplar único, también en que sea una temática poco publicada o ejemplares de extrema rareza que hayan sobrevivido a la quema», se cuenta en la novela.

«Nadie posee un libro para siempre, las personas son efímeras, acaban muriendo. Un libro no muere, es mucho más longevo y todos somos sus custodios temporales»

Enlaces de compra

eBook

Papel

AudioLibro

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...