Hoy en el blog la escritora Elia Barceló nos habla de su novela «La noche de plata«, una gran autora a la que tenemos especial cariño y que tenemos la suerte de conocer personalmente. En el blog podrás encontrar las reseñas de tres de sus últimas novelas El color del silencio, Las largas sobras y El secreto del Orfebre, que te recomendamos leer y disfrutar como nosotros hemos hecho.

Os dejamos con Elia, que ha escrito el siguiente artículo sobre su libro La noche de plata, en exclusiva para Algunos Libros Buenos, y le queremos dar las gracias a ella y a Roca Editorial.

_

icial Elia Barceló
Elia Barceló (c) Nina Eisterer

Llevo casi cuarenta años viviendo en Austria y, mientras tanto, es mi país casi en igualdad de términos con España. Sin embargo, en este tiempo solo había escrito dos novelas y media que sucedan aquí: concretamente en Innsbruck, que es mi ciudad. Al principio no acababa de atreverme; tenía la sensación de que no conocía bastante la mentalidad, los detalles, el ambiente, más allá de lo que ve un turista. Luego empecé a explorar otros caminos y me concentré en ciudades que conozco bien y con las que tengo una relación especial -París, Roma- en un intento consciente de colaborar en la construcción de una novela europea del siglo XXI, evitando conscientemente lo estadounidense y hasta lo anglosajón, que nos han colonizado literariamente durante tanto tiempo. También he situado novelas en mi zona de España -la provincia de Alicante en general, y Elda, la ciudad donde nací y me crie-, alejándome de las clásicas Madrid y Barcelona, donde durante mucho tiempo se situaban casi todas las novelas contemporáneas hasta que, poco a poco, han empezado a aparecer historias ubicadas en la cornisa cantábrica.

Y me he ido mucho más allá, para situar historias en Buenos Aires, Río de Janeiro, Túnez, mi amada Rabat en El color del silencio… y la trilogía Anima mundi, en la que utilizo localizaciones por todo el planeta, de Shanghai a Groenlandia. Por no hablar de mis historias de ciencia ficción, en las que salgo de la Tierra y me voy a otros sistemas solares.

Siempre había querido ambientar una novela en Viena, y, aún no sé por qué, siempre había pensado que tendría que ser o bien histórica o bien negra. Sin embargo, hace ya unos años, escribí una –Por ti daré mi vida– que es fantástica y sucede en una Viena al mismo tiempo real y mítica.

Ahora, por fin, he escrito esa novela negra y vienesa que llevaba tanto tiempo insinuándose en mi mente. Y no deja de ser curioso que haya acabado siendo una novela policiaca, porque Viena es una de las ciudades de Europa con menor tasa de homicidios, aparte de que su cuota de casos resueltos en los últimos años es del cien por cien, lo que significa que, o bien los asesinos vieneses no son particularmente imaginativos, o bien la policía de Viena es excepcional.

De todas formas, lo que me permitió ambientar La noche de plata en la capital austriaca, sin tener la sensación de estar inventándome cosas que no pueden suceder allí, fueron los varios casos reales de desapariciones y delitos contra niños que sucedieron en los últimos cincuenta años en Viena o en otras tranquilas ciudades de provincias y a los que me refiero a lo largo de la novela.

Quien se adentre en las páginas de La noche de plata descubrirá una Viena tan bella e imperial como la que disfrutan los turistas, con sus mágicos mercaditos de Navidad, sus edificios iluminados como para un cuento de hadas, sus magníficos cafés con las mejores tartas del mundo y, a la vez, lo que se oculta detrás de las hermosas fachadas de color marfil, los lugares a los que no llegan los autobuses turísticos.

La novela sale el quince de octubre en España. Un mes más tarde, abrirán en toda Austria los mercaditos que, durante las semanas de Adviento y hasta Nochebuena, ofrecerán toda clase de regalos de Navidad, adornos, galletitas caseras, vino caliente con especias, Kiachl con chucrut o arándanos rojos, música navideña, teatritos de marionetas, tiovivos con caballos de cartón, cascadas de estrellas y lucecitas doradas…

En ese marco, donde las masas de gente -del país y del extranjero- disfrutan de un par de horas de frío y alegría navideña, podría desaparecer una niña pequeña sin que nadie volviera a saber nada de ella.

Son miles las personas que desaparecen cada año -en general, no en los mercaditos, claro-, y la mitad son niños. Muchos no son encontrados jamás y yo hace años que me pregunto: ¿dónde están? ¿quién se los llevó? ¿qué ha sido de ellos?

Por eso he escrito esta novela que ahora ofrezco a mis lectoras y lectores, como siempre, con la ilusión de que se dejen llevar a este mundo que he abierto para ellos, como si apartando una cortina pudiéramos mirar por una ventana que no sabíamos que estaba ahí, y ver lo que sucede en un lugar desconocido.

Acompañando a la protagonista de la historia, Carola Rey Rojo, comisaria española en excedencia, nos adentraremos en situaciones que no siempre son lo que parecen y acabaremos consiguiendo las respuestas a esas preguntas que se van planteando a lo largo de sus páginas.

Pero, además de ser una novela policiaca, como sucede casi siempre en mis historias, es una novela psicológica, de personajes, y tiene toques de otros géneros, muy discretos, pero que, en mi opinión, le dan un poco más de sabor a la mezcla.

Espero que quien se anime a entrar disfrute de lo que hay dentro de la novela y de esa maravillosa casa de Döbling donde Carlota, deshaciendo una biblioteca llena de joyas, empezará a encontrar respuestas a preguntas que han marcado su vida desde hace décadas.

 

Por Elia Barceló, para el blog Algunos Libros Buenos
@elia_barcelo

Vuelve Elia Barceló con una trama policíaca, situada en un mundo lleno de cotidianidad pero nunca trivial, con una protagonista fuerte y auténtica.

La novela más ambiciosa de la autora desde El color del silencio.

Más de 250.000 ejemplares vendidos en España de la obra de Elia Barceló.

Viena 1993. Una niña desaparece en un mercadillo de Navidad

Viena 2020. La policía encuentra un esqueleto infantil en el jardín de una casa de las afueras.


La noche de plata
de Elia Barceló

Carola Rey Rojo, especialista en secuestros y homicidios infantiles, y madre de la niña desaparecida veintisiete años atrás, ahora en excedencia de la policía española, vuelve a Viena con el encargo amistoso de deshacer la biblioteca de un marchante de arte recientemente fallecido.
Junto con su amigo y colega, el inspector-jefe Wolt Almann, se verá envuelta en una trama que pondrá en evidencia que nadie es lo que parece y que uno nunca acaba de conocer a los demás, ni siquiera a sí mismo.
Lo que parecía un cold case se complica cuando, ahora que todo parecía casi definitivamente superado, otra niña desaparece en el mercadito de Navidad de la ciudad imperial de Viena, la esplendorosa ciudad de la música y el arte que oculta tras las fachadas de sus bellas casas los más oscuros secretos.

Compartir...