La madrina de guerra

La madrina de guerra
de José Antonio Lucero

Tras su exitoso debut con La vida en un minuto, en esta emotiva novela José Antonio Lucero nos descubre la valiosa figura de las madrinas de guerra y su olvidado papel en la Guerra Civil.

¿Puede una carta de amor cambiar una vida o detener una guerra?

¿Esperarías esas palabras hasta el final de tus días?

Madrid, 1936. Aurora acaba de cumplir la mayoría de edad y ejerce como enfermera en una ciudad convulsa que resiste al fuego y a las bombas de la guerra. En este clima de violencia, decide contribuir a la esperanza en el frente republicano y comienza a escribirse con un joven soldado, Teófilo, convirtiéndose así -como otras muchas mujeres de la época- en madrina de guerra.

En cada carta, los jóvenes encontrarán un refugio donde expresar los miedos y secretos que no pueden decir en voz alta al tiempo que descubren un amor que nunca imaginaron. Sin embargo, en una guerra repleta de intrigas y espionaje, en la que todo el mundo es sospechoso, la palabra escrita puede ser el arma más peligrosa…

Cuando años después, aislado en el silencio de la posguerra, Teófilo averigua que Aurora sigue con vida, no duda en intentar recuperar a la persona que, entre el fuego y la pólvora, hizo florecer en él el amor, la calma y la paz.

Este relato supone un homenaje a todas aquellas mujeres que tomaron la palabra como fusil y consiguieron hacer crecer en la línea de fuego la fortaleza y la esperanza de los soldados.

Sobre el libro

Este libro es un homenaje a las madrinas de guerra. A tantas madres y mujeres españolas que durante la guerra civil dieron apoyo moral a soldados que no tenían familia convirtiéndose en madrinas de guerra, una figura tan extendida y valiosa durante el siglo xx como desconocida hoy.

Por poner algún ejemplo, la madre de Arturo Pérez Reverte o la de Joaquín Sabina lo fueron. Apenas se conoce el termino, pero casi todos tenemos una mujer en la familia que tuvo un «ahijado» durante la guerra civil española.

EL ARTÍCULO QUE INSPIRÓ TODO…
En 2016 Arturo Pérez Reverte publica su habi-tual artículo en el XLSemanal, esta vez para compartir una historia familiar. En él cuenta como un teniente que estaba de paso por un pueblo cercano a Cartagena, le pide a una joven que sea su madrina de guerra. Ésta acepta y le da una foto para que le acompañe durante la guerra, con la peculiaridad de que la foto, lejos de ser actual, era de cuando ella era un bebé. El oficial ríe con este gesto y se marcha a la guerra con la fotografía. Años después, el teniente regresa frente a la joven, que ya es mujer, para darle las gracias: su foto ha sido un amuleto que le ha acompañado durante toda la guerra. La joven, llamada Lola, era la madre de Pérez Reverte. Este articulo cautivó al autor de La vida en un minuto, que no pudo evitar sumergirse en una profunda investigación sobre la figura de las madrinas de guerra… hasta escribir una novela en homenaje a ellas.

¿Puede una carta de amor cambiar una vida o detener una guerra? ¿esperarías esas palabras hasta el final de tus días?

Madrid, diciembre de 1936. Aurora acaba de cumplir la mayoría de edad y ejerce como enfermera en una ciudad convulsa que resiste a las bombas de la guerra. En este clima de violencia comienza a escribirse con un joven soldado republicano, Teófilo, convirtiéndose así –como otras muchas mujeres de la época– en madrina de guerra. En cada carta, los jóvenes encontrarán un refugio donde expresarlos miedos y secretos que no pueden decir en voz alta al tiempo que descubren un amor que nunca imaginaron. Sin embargo, en una guerra repleta de intrigas y espionaje y en la que todo el mundo es sospechoso, la palabra escrita puede resultar el arma más peligrosa… Cuando años después, aislado en el silencio del franquismo, Teófilo averigua que Aurora sigue con vida, no duda en intentar recuperar a la persona que, entre el fuego y la pólvora, hizo florecer en él el amor, la esperanza y la paz.

*Contenido original proporcionado por la editorial Ediciones B

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...