La última niebla / La amortajada
de María Luisa Bombal

Publicación: 2 junio 2021
Editorial: Seix Barral
Páginas: 240
ISBN: 978-8432238888

Biografía del autor

A los doce años comenzó a cursar estudios en París, ciudad en la que residió hasta 1931. En 1933 se estableció en Buenos Aires, se hospedó durante dos años en casa de Pablo Neruda y entró en contacto con el grupo de la revista Sur. Escribió las novelas cortas La última niebla y La amortajada, y relatos como «El árbol», «Trenzas» y «Lo secreto», entre otros.

Sinopsis

Las mujeres que formaron parte del boom latinoamericano a menudo quedaron invisibilizadas por sus compañeros escritores. Admirada por Borges, Carlos Fuentes y García Márquez, María Luisa Bombal es considerada la madre del realismo mágico y una reconocida influencia en Juan Rulfo. En su obra se vale igualmente de lo realista y de lo sobrenatural para explorar el mundo interior femenino, especialmente el deseo, en el contexto de la sociedad patriarcal de su tiempo.

La presente edición recoge toda la obra narrativa de Bombal (las novelas cortas La última niebla y La amortajada, y los relatos «El árbol», «Trenzas», «Lo secreto», «Las islas nuevas» y «La historia de María Griselda») en una edición definitiva con portada e ilustraciones interiores de Paula Bonet y textos de Borges, Lucia Guerra y Pepe Bianco que arrojan luz sobre una escritora de vida y obra fascinantes que merece, sin lugar a dudas, un puesto de honor en la literatura del siglo XX.

Nota de prensa

La edición definitiva de
toda la obra narrativa de
María Luisa Bombal

Ilustraciones de
Paula Bonet

Admirada por Borges, Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez, María Luisa Bombal es considerada la madre del realismo mágico y una reconocida influencia en Juan Rulfo. Y, sin embargo, como otras mujeres que formaron parte del boom latinoamericano, quedó invisibilizada por sus compañeros escritores. Dueña de una vida y una obra fascinantes, su literatura abraza lo realista y lo sobrenatural para explorar el mundo interior femenino, especialmente el deseo, en el contexto de la sociedad patriarcal de su tiempo.

La presente edición recoge toda la obra narrativa de Bombal (las novelas La última niebla y La amortajada, y los relatos «El árbol», «Trenzas», «Lo secreto», «Las islas nuevas» y «La historia de María Griselda») en una edición definitiva con portada e ilustraciones interiores de Paula Bonet y textos de Borges, Lucía Guerra y José Bianco, así como una larga entrevista que arroja luz sobre su biografía y sus grandes temas.

María Luisa Bombal es una de las voces más originales de la literatura en español del siglo XX. A propósito de La amortajada, Borges escribió: «Libro de triste magia, deliberadamente surannée, libro de oculta organización eficaz, libro que no olvidará nunca nuestra América

La precursora que cayó en el olvido. Fue en una conferencia en torno al Boom Latinoamericano donde Carlos Fuentes reivindicó la figura y la obra, escasa y a la vez profundamente significativa para las letras latinoamericanas, de la chilena María Luisa Bombal como «la madre de todos nosotros». El elogio de Fuentes llegaba tarde y, sobre todo, no impedía que la figura de Bombal se desdibujara con el paso de los años, si bien su novela La amortajada fuera traducida y publicada al inglés por la prestigiosa editorial estadounidense Farrar, Straus & Giroux, que también publicó House of Mist, una nueva versión directamente en inglés de su novela, La última niebla, cuyos derechos compró Paramount Pictures para que John Houston realizara una película, que, sin embargo, nunca llegó a rodarse. Y es que, si bien el escritor mexicano reconocía la maestría y el legado de Bombal, apenas ningún escritor de las generaciones posteriores la reivindicó y, como tantas otras autoras, quedaron como meras notas a pie de página dentro de la historia literaria.

Recuperar a María Luisa Bombal hoy no solo es saldar una deuda con la escritora, sino que es rescatar del olvido a una figura clave de la literatura en español, una autora elogiada por Jorge Luis Borges y admirada por el también escritor argentino José Bianco, secretario de la revista Sur, donde Bombal colaboró. Pero, sobre todo, reeditar a Bombal es, como sostiene la crítica Lucía Guerra de la Universidad de California, reconocer el lugar pionero ocupado por la escritora chilena y «que sus textos marcan un hito muy importante en el desarrollo de la narrativa de las escritoras latinoamericanas por ser ella la primera que inscribe un discurso de la sexualidad femenina, una noción peculiar de la muerte y la concepción del saber cómo una actividad escindida por factores genéricos».

Una vida itinerante «Nací el 8 de junio de 1910. El primer cónsul alemán en Santiago de Chile fue mi bisabuelo y su apellido era Precht. De modo que, por mi madre, venimos de los alemanes de Valparaíso que después se fueron a Viña del Mar. Mis ancestros eran hugonotes franceses que emigraron a Alsacia y el tipo que mató a Chéjov era pariente nuestro. […] Por el lado de mi padre, los Bombal llegaron a Chile huyendo de la dictadura de Rosas», explicaba María Luisa Bombal a Lucía Guerra y Martín Cerda a lo largo de una serie de entrevistas realizadas en 1979, un año antes de su fallecimiento, el 6 de mayo de 1980. Con doce años y tras la muerte de su padre, Bombal se trasladó a París junto con su madre y su hermana. Estudió en el colegio Notre Dame de L’Assomption y en el liceo La Bruyère antes de entrar en la Sorbona, donde se licenció en literatura francesa y donde tuvo como profesor al crítico y ensayista Ferdinand Strowski.

 

En este volumen: En este volumen reunimos tres breves novelas de María Luisa Bombal y una serie de cuentos que dialogan directamente con las otras tres piezas más extensas.

La última niebla es la primera novela de Bombal, en la que aborda críticamente el papel sumiso de la mujer en la sociedad chilena de la época. Sin nombre y sin apenas identidad, la protagonista de la novela vive con frustración y desilusión su matrimonio con Daniel, un hombre que le exige que se parezca a la que fuera su primera mujer: «Ante el espejo de mi cuarto, desato mis cabellos, mis cabellos también sombríos. Hubo un tiempo en que los llevé sueltos, casi hasta tocar el hombro […] mi marido me ha obligado después a recoger mis extravagantes cabellos; porque en todo debo esforzarme en imitar a su primera mujer que, según él, era una mujer perfecta». La insatisfactoria realidad es compensada por el elemento onírico: en los sueños, ella vive sus deseos anhelados y reprimidos, unos deseos que expresa en primera persona, reivindicando así su figura de sujeto de deseo.

La amortajada es seguramente el título más conocido de Bombal. Alabando su tono poético, Borges dijo: «Ignoro si esa involuntaria virtud es obra de su sangre germánica o de su amorosa frecuentación de las literaturas de Francia y de Inglaterra. Lo cierto es que en La amortajada no faltan sentencias ni tampoco páginas memorables, pero que vastamente las supera el conjunto del libro». En La amortajada, Bombal nos presenta a Ana María, una mujer acabada de fallecer que evoca una serie de recuerdos en torno a quienes se acercan a velarla. La voz de la protagonista y de la narradora se entremezclan de la misma manera que lo hacen el mundo de los vivos y el de los muertos, al que ya pertenece Ana María, a través de cuya voz percibimos, una vez más, sus frustraciones y anhelos en tanto que mujer a la vez que nos adentramos en la penumbra de la muerte. Esta mezcla entre realismo y surrealismo permite a la escritora abordar la muerte: «Escribí La amortajada porque siempre me aterró la muerte», comentó Bombal, quien no creía que la muerte fuera «algo definitivo, no; la muerte para mí es un despegarse gradualmente de la vida, poco a poco… y hay una mujer que está contemplando a la amortajada y siente compasión por lo que a la pobrecita le ocurrió en vida y que solo llega a comprender en la muerte. Yo creo que hay dos muertes, la primera, que significa comprender, y una segunda muerte que a los seres humanos nos está vedado comprender».

La historia de María Griselda y los otros relatos: la nouvelle es una especie de spin off de La amortajada en cuanto la protagonista es María Griselda, la nuera de la protagonista de la novela. Como los demás relatos —pensemos, sobre todo, en La trenza— La historia de María Griselda se caracteriza por el tono poético de la prosa, la atmósfera se impone a los acontecimientos. El tema central de este texto es el poder ambiguo y terrible de la belleza femenina, que puede llegar a ser destructiva si se usa de forma cruel para seducir, pero que también tiene un carácter sobrehumano, incluso angelical. Los otros relatos dialogan también con las dos breves novelas y permiten ahondar en el universo literario de Bombal.

*Contenido original proporcionado por la editorial Planeta

Críticas

Sobre María Luisa Bombal

«María Luisa Bombal es la madre de todos nosotros», CARLOS FUENTES.

«La adelantada de lo que se ha dado en llamar “el realismo mágico”», GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.

«La escritura de Bombal es un hechizo. Sus relatos nos envuelven en una naturaleza onírica y poderosa, cuestionando realidades donde el hombre es el único eje central de la mujer. Una escritora que nunca deberíamos dejar de celebrar», MARÍA SÁNCHEZ.

«Juan Rulfo no existiría sin María Luisa Bombal», NURIA AMAT.

«Autora de una obra mínima y perfecta. Una poeta de la prosa, dueña de una escritura precisa y enigmática, que hechiza desde la primera línea», MERCEDES HALFON.

«Una voz particular, íntima y despojada de artificios; una escritura calculada, pero sutil», Carolina Melys, Letras Libres.

«Las novelas de Bombal siguen produciendo una extrañeza que sólo las grandes novelas pueden conseguir», DIEGO ZÚÑIGA.

Enlaces de compra

eBook

,

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...