Sabias

Sabias: Científicas españolas frente a los grandes retos del siglo XXI
de Antonio Villarreal

La ciencia del siglo XXI es algo demasiado importante como para dejársela solo a los hombres.

Este no es exactamente un libro sobre mujeres científicas. Es un libro sobre los grandes desafíos que la ciencia y la medicina están tratando de resolver en el siglo XXI y sobre cómo nueve mujeres españolas están dando esta batalla, en primera línea, para que la luz venza a la oscuridad de la ignorancia y la enfermedad.

Las protagonistas de estos capítulos figuran en la vanguardia de la investigación del origen de nuestro ADN, de la lucha contra el envejecimiento celular, contra la degradación de los ecosistemas, en la búsqueda de una solución contra el cáncer o la infertilidad y en la comprensión de las claves que nos permitirán construir un manual de instrucciones del universo.

Con su habilidad para hacer comprensibles los temas más complejos, el periodista científico Antonio Villarreal traza un perfil de estas nueve investigadoras enroladas en los campos de estudio más relevantes del momento, los mismos que definirán el conocimiento de los próximos cien años. Algunas son muy conocidas, premiadas y consagradas; otras, más jóvenes pero igualmente brillantes, están en el camino, pero todas comparten para la ciencia del siglo XXI aquella idea que Karen Spärck Jones defendía para la computación: es algo demasiado importante como para dejársela solo a los hombres.

Sobre el libro

Los campos de investigación más fascinantes del momento explicados por nueve científicas españolas que debes conocer

• Este no es exactamente un libro sobre mujeres científicas. Es un libro sobre los grandes desafíos que la ciencia y la medicina están tratando de resolver en el siglo XXI y sobre cómo nueve mujeres españolas están dando esta batalla, en primera línea, para que la luz venza a la oscuridad de la ignorancia y la enfermedad.

• Con su habilidad para hacer comprensibles los temas más complejos, el periodista científico Antonio Villarreal traza un perfil de estas nueve investigadoras enroladas en los campos de estudio más relevantes del momento, los mismos que definirán el conocimiento de los próximos cien años. Algunas son muy conocidas, premiadas y consagradas; otras, más jóvenes pero igualmente brillantes, están en el camino, pero todas comparten para la ciencia del siglo XXI aquella idea que Karen Spärck Jones defendía para la computación: es algo demasiado importante como para dejársela solo a los hombres.

Hay algo en este siglo XXI que ha cambiado más que la propia ciencia: quién la practica y en qué condiciones. Volviendo a la astrofísica, hace cien años, por ejemplo, la británica Cecilia Helena Payne-Gaposchkin propuso en el Radcliffe College —la versión femenina de la Universidad de Harvard, por entonces destinada solo a hombres— que las estrellas se componían principalmente de hidrógeno y helio. La conclusión era tan inesperada que los correctores de su tesis le sugirieron que modificara esa parte. O, un poco después, en los años sesenta, Jocelyn Bell Burnell detectó por primera vez la radioseñal de una estrella de neutrones girando a gran velocidad (púlsar) y, aun así, no estuvo entre los galardonados con el Nobel de Física en 1974 por ese descubrimiento.

Históricamente, en España la ciencia se ha llevado a cabo con más tesón que recursos. Somos el 12.º país del mundo en producción científica, pero el 30.º en inversión en I+D con respecto al PIB. Aunque todavía hay mucho por mejorar, la ciencia española puede presumir de haberse subido a la ola de cambio.

Hoy es sencillo encontrar en España investigadoras de primer nivel consagradas a resolver esos mismos problemas que traían de cabeza a los metafísicos de la Grecia antigua y a los físicos centroeuropeos de principios del siglo XX. Entre ellas hay catedráticas, científicas titulares y ganadoras de menciones honoríficas o de becas de investigación tan competitivas como las del Consejo Europeo de Investigación (ERC), pero también jóvenes aspirantes con premios extraordinarios de doctorado o estancias en instituciones donde se juega la primera división de la ciencia mundial.

Si hubiéramos escogido al azar a nueve investigadores españoles involucrados en los retos más importantes que la ciencia tiene por delante en este siglo, ¿qué posibilidades habríamos tenido de que en su totalidad fueran mujeres, sabiendo que conforman cerca del 50 % de nuestro parque científico, según los datos más recientes del Ministerio de Ciencia e Innovación?

En áreas como las ingenierías, donde solo una cuarta parte son mujeres, habría sido muy complicado; por el contrario, en las ciencias de la salud, donde tres cuartas partes son mujeres, bastante más sencillo. Sin embargo, la representatividad de todas ellas sigue estando muy por debajo de su presencia y, sobre todo, de su contribución real a la ciencia española.

*Contenido original proporcionado por la editorial 

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...