Anissa B. Damon, autora de la famosa trilogía Éxodo y novelas recientes: «La escritura me ha enseñado que los sueños se cumplen».

Por Eva Fraile.

Anissa B. Damon escribe con seudónimo. Es una autora que consiguió un gran éxito con su trilogía Éxodo, una serie de novelas de fantasía juvenil paranormal. Sin embargo, en vez de circunscribirse a esa etapa o quedarse en ese género, Anissa continuó escribiendo y pasó por la novela contemporánea, con Somos polvo de estrellas, y recientemente, ha publicado la primera parte de la que será una trilogía crossover, The Cool Kids.

Anissa B. Damon es una escritora que tiene mucho que ofrecer al mundo literario.

  • Anisse, bienvenida. Eres autora de varios libros ya publicados y sabes lo que es estar en las listas de más vendidos de superficies como la FNAC o Carrefour. ¿Qué te ha enseñado la escritura?

Escribir me ha enseñado el poder de la imaginación mientras que publicar, la capacidad de traspasar fronteras y conectar con personas que no conoces. Los libros tienen el poder de conseguir que varios corazones palpiten a un mismo ritmo y eso para mí es magia. También me ha enseñado que los sueños se cumplen.

  • Me has contado en alguna ocasión que te consideras una persona miedosa e insegura. ¿Te ha influido esto en tu trayectoria literaria?

En mi defensa, he de decir que para mí el valor no es sentir miedo, sino hacer las cosas a pesar de ese miedo, jaja. Mi problema es que pienso demasiado en todas las opciones que existen cuando voy a hacer algo. Sin embargo, no suelo permitir que eso me impida hacerlo, aunque lo pase mal. No me gusta que alguien me diga que no soy capaz o sentir que me estoy perdiendo algo por miedo (excepto por un par de excepciones). Tengo un miedo horrible a compartir The Cool Kids, por ejemplo, porque se aleja muchísimo de lo que he publicado hasta ahora y porque enseña un lado muy oscuro de mí, pero ahí estoy, jeje.  Me he lanzado al vacío.

Lo de ser insegura ya es otro tema, aunque lucho constantemente contra ello. Aun así, he de decir que precisamente eso me ha unido muchísimo a lectores que ahora son grandes amigos, pero ¿me ha influido en mi trayectoria? Sí, estoy completamente segura porque se me da fatal venderme. Algún escritor me ha contado alguna vez que se pone máscaras para esconder esa inseguridad, pero yo no soy capaz.

  • Éxodo fue tu primera novela, con la cual alcanzaste un gran éxito. Le siguió Revelación y Jueces, como parte de la trilogía. También tienes una novela autoconclusiva, Somos polvo de estrellas, y una nueva trilogía comenzada, The Cool Kids I. ¿Crees que has ido evolucionando como escritora?

Es difícil responderse eso una misma. En cierta manera, siento que ahora me atrevo a hacer cosas que antes no haría y escribo historias que me obligan a salir de mi zona de confort para probarme a mí misma. Confío en haber evolucionad, claro, pero al final son los lectores los que tienen la última palabra. Me gusta hacer proyectos diferentes, que la gente que me lee no sepa realmente qué se va a encontrar. Encasillarme es algo que me preocupa un poco.

  • ¿Te has inspirado en acontecimientos de tu vida para alguna de tus novelas?

En alguna historia, sí. En Éxodo usé algunas cosas que me habían pasado a mí. Por ejemplo, el modo en que la protagonista descubre que está enamorada es exactamente al modo en que yo misma lo descubrí. Respecto a Somos Polvo de Estrellas… ¿Qué puedo decir? Ahí hay más de mi propia experiencia que en ningún otro.

  • ¿Te consideras una escritora de novela juvenil?

100% y no me da miedo decirlo. Siempre me preguntan ¿y cuándo vas a dar el salto y escribir de verdad? Es algo que escuchas mucho cuando escribes juvenil o romántica. Parece que eres menos escritor cuando, en realidad, la literatura juvenil tiene el gran poder y responsabilidad de acercar a la gente a la lectura. Con la romántica pasa un poco igual y es muy injusto. Conozco muchísima gente que no lee porque en el instituto les obligaron a leer libros que no entendían o con los que no empatizaban. Yo no sé qué escribiré a futuro, pero sí sé que adoro hacerlo para el público juvenil. Es el más crítico, pero a la vez el más apasionado.

  • Con Éxodo, como ya hemos comentado, alcanzaste las listas de más vendidos y tuviste mucha repercusión. ¿Es difícil mantenerse mental y emocionalmente en estas listas de éxitos con una novela? ¿Repercute en cuanto a exigencia de cara a las siguientes?

La principal razón por la que me prometí a mí misma que no volvería a escribir una trilogía fue precisamente por eso. Todo fue tan nuevo, tan inesperado y tan grande para mi que sí que me creó un poco de ansiedad. Había mucha expectativa con las continuaciones. También recibí amenazas para que no terminara mal… Todo el mundo tenía sus propias teorías y aunque eso era realmente chulo, también me generaba dudas. Eso provocó que, en lugar de escribir los dos siguientes tan rápido como Éxodo, tardara el doble en el caso del segundo y más del triple en el tercero. Hubo un momento en que tuve que hacer clic mental y recordar que escribía esa historia para mí. Al final, si atiendes más a las teorías te desvías de la historia que querías contar. Sin embargo, aquí estoy ahora, metida hasta las cejas en otra trilogía…

  • ¿Cuáles son tus nuevos proyectos actuales?

Ahora mismo tengo una historia contemporánea autoconclusiva terminada. La segunda parte de The Cool Kids, que estoy corrigiendo, y la tercera que estoy terminando de escribir. También tengo un proyecto juvenil paranomal que tenía muy avanzado cuando me dijeron que querían publicar The Cool Kids y una historia urban fantasy que está macerando en el tintero.

Por Eva Fraile, de La Reina Lectora
@reinalectora

Compartir...