Mariana Revilla, autora de «Vértebra»: «Al decir que las vértebras se rompen, hago referencia al clímax del miedo».

Mariana Revilla Howe es una escritora de terror sin miedo a explorar los recovecos más profundos del ser humano. Su obra, llena de elementos que bien podrían proceder de los rincones más oscuros del subconsciente, ha sido comparado con maestros del género como Poe o Lovecraft. Lo que está claro, haciendo un repaso rápido a las valoraciones de sus lectores, es que no deja indiferente a nadie. Se ha estrenado con la novelette de Vértebra, pero muy pronto sacará un nuevo proyecto al mercado.

1 – Mariana, ¿cómo definirías Vértebra? ¿Qué tipo de terror nos vamos a encontrar en ella?

Vértebra es una historia que busca reflejar parte de la oscuridad del ser humano. Todos tenemos algo oscuro en nuestro interior, aunque no lo aceptemos o lo reprimamos. En esta novelette, se vuelven evidentes los miedos más profundos de los personajes. Algunos los externalizan en forma de monstruos, otros lo hacen al confundir la realidad con la imaginación.

En este libro, vamos a encontrar terror psicológico, en un entorno gótico.

2– Has jugado en tu obra con una premisa muy original: las vértebras y el sonido que estas hacen al romperse. ¿Responde a alguna metáfora?

Así es, la idea de utilizar las vértebras como elemento principal, es relacionarlas con el escalofrío que nos da cuando sentimos miedo o algo nos asusta. Ese escalofrío normalmente recorre la columna vertebral y llega hasta la nuca.

Al decir que las vértebras se rompen, hago referencia al clímax del miedo, cuando nos congelamos frente a él. Es el resultado de haber perdido el juicio y entregarnos por completo a lo desconocido, a la locura, al pánico.

Además, imaginarnos que una vértebra se rompe, es una imagen bastante gráfica que nos puede provocar rechazo. Un elemento conocido e inquietante para el lector, que lo hará sentirse incómodo.

3– ¿Qué opinas acerca del género de terror? ¿Crees que está suficientemente valorado?

Considero que tiene un buen lugar en la literatura, está posicionado. Atrae a un grupo grande lectores, que cada año crece y crece. Mientras más me acerco a comunidades de lectores y escritores que disfrutan el género, rectifico que muchas personas disfrutan de él. También me da gusto ver cómo es que escritores nóveles, son cada vez más aceptados por la audiencia. Ya no solo leemos o le damos prioridad a los grandes autores de terror y horror que todos conocemos. Estamos más abiertos a leer nuevas historias que no sean precisamente las fórmulas para asustar ya conocidas o las mismas premisas de siempre.

Algo que también me parece muy interesante, es que con esta diversificación del género, se relatan, de forma un tanto oculta, problemas sociales o mentales del ser humano. El género puede convertirse en una forma de levantar la voz y abordar diferentes perspectivas sobre las enfermedades mentales, e incluso exponer casos cotidianos sobre la violencia que enfrentamos como sociedad.

4– En el libro hay una pregunta fundamental: «¿Sabes qué pasa cuando la gente descubre sus propios terrores?» ¿Qué responderías tú?

Para mí hay luz y sombra, cuando descubrimos nuestros propios miedos. Nosotros podemos tomar la decisión de enfrentarlos o enterrarlos. De convertirnos en una mejor versión al darles un lugar o transformarnos en “monstruos” (metafóricamente).

Al desenterrar sombras, vamos a descubrir muchas cosas que no nos gusten. El viaje no será placentero, pero hacer este trabajo profundo, nos puede llevar a una aceptación casi completa de lo que realmente somos.

5– Personas atrapadas en un tren, un cuerpo yaciente sobre una cama, una casa terrorífica en mitad de la noche, un acantilado… ¿Cómo se detectan los escenarios que provocan inquietud en el ser humano? En tu libro hay muchos y muy buenos.

Apelando a lo desconocido, a los sentidos, a los miedos primitivos. En muchas de las escenas de esta historia, podemos ver a personajes llevados al límite, los cuáles no comprenden por completo lo que está sucediendo.

Jugar con los sentidos, al mezclar aromas, texturas y sonidos que de algún modo tengan los lectores guardados en su memoria. Como por ejemplo, hay una escena donde describo el olor de una flores con agua estancada en el florero, algo sencillo que la mayoría de nosotros podemos percibir como familiar.

El miedo a la oscuridad, a los seres nocturnos y a las bestias, son recursos que favorecen a las escenas más intensas. Siempre habrá un interés particular por estos elementos, provocando curiosidad y miedo. Incluso es una forma de jugar con los recuerdos de nuestra niñez, cuando temíamos encontrar un monstruo bajo la cama o quedarnos solos en la oscuridad.

6– ¿Qué papel juega la música en la novela? O, mejor dicho, los sonidos.

Los sonidos son parte de un recurso que busca generar una reacción física en el lector. El crujir de unos huesos, el sonido de la sangre goteando sobre la yerba o el escuchar que algo se arrastra en el piso, son elementos que nuevamente provocan una sensación de incomodidad. Es apelar a lo conocido pero poco común en nuestro día a día.

La música es un recurso que representa un trance en cada aspecto del libro. Desde la escena en la que el fonógrafo empieza a sonar en el club de lectura, hasta aquella en la que al tocar la flauta, la bestia logra calmarse o ser dominada.

Siempre me ha parecido tétrica la manera en la que la música puede aportar tanto a una escena de terror.

7– ¿Quiénes son tus referentes en el género de terror? Sé que me dirás algún escritor clásico sobradamente conocido, pero ¿te animas también con un coetáneo?

Cuando empecé a interesarme no solo por el género, sino por los relatos extraños y sumamente inquietantes, fue cuando empecé a leer a Kafka y a Horacio Quiroga. Sin haber sido escritores del género como tal, sus relatos tienen profundidad y provocan desasosiego. Es un no saber qué está pasando o qué aqueja a los personajes, llevándolos al extremo para sobrevivir o morir.

Para la descripción de una historia con pinceladas góticas, sin duda Shirley Jackson es uno de mis referentes. Ella sabía muy bien cómo crear esta atmósfera inquietante pero que hipnotiza.

Finalmente, Junji Ito y sus mangas me han inspirado para generar nuevas ideas. Tratar de dejar atrás conceptos repetitivos o conocidos en la literatura. Él tiene la capacidad de mezclar ideas terroríficas poco comunes con situaciones cotidianas y eso es lo que realmente inquieta.

8– ¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Digamos que principalmente son 3:

  • Publicar la continuación de “Vértebra”, en la cual daré explicación a varias interrogantes del primer libro. Desarrollaré ideas con mayor profundidad, en comparación con la primera historia.
  • Una segunda novela totalmente independiente, también de terror. Abordará temas relacionados a la consciencia humana, la pérdida de identidad y el reencuentro con lo que realmente somos.
  • Finalmente, al haber participado en una convocatoria de cuentos Gore, fui seleccionada para ser parte de una antología llamada “Salpicadura de Cuerpos” de la editorial Alas de Cuervo. Dicho libro ya se encuentra a la venta directamente con la editorial y es la recopilación de relatos pertenecientes a 22 autores.

9– ¿Te gustaría publicar con editorial? ¿Cuál?

Definitivamente. Ya tengo la experiencia de haber auto publicado, y ha sido satisfactoria. Ahora quiero acercarme a un grupo editorial, con quien pueda desarrollar otros trabajos y lograr una alianza estratégica. Pienso en varias, desde algunas especializadas en el género como puede ser Ediciones Minotauro o Editorial Cerbero, hasta alguna con títulos de diferentes géneros literarios como Penguin Random House.

Por Eva Fraile, de La Reina Lectora
@reinalectora

Artículo anteriorNovelas históricas para disfrutar este verano de 2023
Artículo siguienteLa casa de los encuentros
Agente literario, agente de derechos internacionales, asesora editorial, experta en posicionamiento de escritores y redactora en distintos medios de comunicación. Prensa en Academia del Cine. Editora de la web La Reina Lectora. Escritora de Proyecto Crysser. Olvido.