Mis impresiones sobre literatura Monica RouanetHola, mi nombre es Mónica Rouanet y soy adicta a la lectura. Suelo leer novela y ensayo, aunque de vez en cuando también cae en mis manos algo de poesía y teatro.

Desde hoy, voy a aprovechar este hueco que cada 15 días van a dejarme mis amigos de Algunos Libros Buenos en su blog para contaros algunas de mis impresiones como lectora y escritora.

Pero primero me gustaría presentarme.

Según me cuentan, aprendí a leer muy pronto. Siempre he considerado la lectura como uno de los mayores placeres. ¿Cómo si no? ¡Algo que te da la posibilidad de vivir miles de vidas que, de otra manera, nunca llegarías a conocer! ¿No os parece increíble? Así que, ya desde niña, comencé a devorar libros de todo tipo. Recuerdo las novelas de Enyd Blyton que, a mis 7 y 8 años me hacían sentir mayor, o las que me acompañaron en mis primeros años de adolescencia, como La edad prohibida, de Torcuato Luca de Tena, o El guardián entre el centeno, de Salinger. Después fueron apareciendo otros autores, como Herman Hesse, o Gabriel García Márquez a los que leí y todavía leo con la sensación de regresar a casa cada vez que lo hago.

También me lancé pronto a llenar hojas en blanco con mis propias historias y personajes.  Hace poco reencontré un par de ellas en casa de mis padres y ¡Ay!, ¡Madre mía! ¡Qué ingenuidad y cuánto atrevimiento! Me encantó comprobar que no tenía ningún miedo a experimentar ni a hacer el ridículo.

Cuando me llegó la edad de ir a la universidad, elegí Filosofía y letras en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, donde tuve la suerte de asistir, durante dos años, a las clases de Literatura comparada impartidas por Antoni Blanch i Xiró, uno de los mejores profesores que he tenido en mi vida. Enseñaba con tanta pasión y conocía tan profundamente la materia, que era imposible no contagiarte y querer saber más de cada uno de los libros y autores que desentrañábamos en las clases.

Más tarde me especialicé en Ciencias de la educación y en psicología y, durante casi 22 años, he compartido mi trabajo con menores y familias en situación de riesgo de exclusión social con mi pasión por la escritura.

Pero en mi vida hay un antes y un después. El 28 de diciembre de 1999 (¡Menuda inocentada!), a los 19 años, sufrí un accidente de coche y me rompí entera. Cuando desperté, 12 días después, no recordaba absolutamente nada de mi vida anterior. Me costó mucho tiempo rescatar mis recuerdos. Algunos todavía viajan despistados en espera de que algún día los cace. Algo que me ayudó mucho a volver a ser yo fueron los libros; me gusta anotar en los márgenes las impresiones que me causan los personajes o determinadas escenas. Creo que he debido hacerlo desde siempre porque, al volver a casa desde el hospital, encontré en mi habitación todos mis libros repletos de anotaciones, unas con letra de niña, otras ya con una caligrafía más adulta, que me mostraban los milagros que se esconden en los libros y me habían hecho sentir. Descubrí mis opiniones sobre Siddhartha, sobre un Rengifo perdido en el mar, o sobre Holden y su rebeldía adolescente y, lo creáis o no, me fortalecieron y acompañaron en mi recomposición.

Así pues, nunca, ni siquiera entonces, he dejado de leer ni de escribir. He publicado, por el momento, tres novelas. La primera de ellas, El camino de las luciérnagas, salió por primera vez a la venta en formato digital en Amazon en agosto de 2012. En tan solo un par de semanas, se situó en los primeros puestos de venta hasta llegar al número uno y se vendieron miles de ejemplares. Más tarde, en junio de 2014, la editorial La Fea Burguesía decidió publicarla en papel y pronto se agotaron dos ediciones completas.

Mi siguiente novela, Donde las calles no tienen nombre, fue editada y publicada por Roca Editorial en noviembre de 2015. Tiempo después, Roca Editorial decidió apostar de nuevo por otra de mis novelas y Despiértame cuando acabe septiembre ocupa los estantes de todas las librerías desde el pasado mes de abril. El próximo año, Roca editorial volverá a publicarme una nueva novela de la que puedo adelantaros el título: No oigo a los niños jugar.

Todo lo que he publicado hasta ahora ha sido catalogado como Novela negra (ya hablaremos sobre este género). No oigo a los niños jugar (algún día os contaré de dónde viene el título) es un thriller con tintes psicológicos basada, en parte, en hechos reales.

En este espacio quincenal os hablaré de mis percepciones sobre diferentes temas relacionados con la literatura. Os iré contando cuáles son mis lecturas, las conclusiones que saco de las presentaciones y charlas a las que asisto, lo que se cuece en los festivales en los que participo, lo que me encuentro cuando visito mis librerías de confianza para descubrir lo que colocan en sus mesas de top ventas y de libros recomendados, y un montón de cosas más.

Recordad que todo lo que cuente serán opiniones personales y que pueden coincidir o no con las vuestras. Prometo hacerlo siempre desde el respeto y de una forma amena.

¡Os espero!

Por Mónica Rouanet
Escritora
https://monicarouanet.com
@MonicaRouanet

Libros de la escritora Mónica Rouanet:

Compartir...