Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil¿Qué día es el 2 de abril? Quitando que este año, 2021, es viernes de pasión, claro. Tal día como ese, en 1805, nació el escritor danés Hans Christian Andersen. También es el Día Internacional del Libro Infantil y juvenil. Obviamente la coincidencia no es tal cosa. El motivo de establecer ese día como el del libro infantil no es sino rendir un homenaje al autor que más ha marcado la lectura de millones de niños y niñas. Al menos los de varias generaciones hasta llegar a los youtubers.  El objetivo de este día, es despertar el interés y amor por los libros y la lectura de los niños y jóvenes y hacer de ello, un hábito de vida.

No sé si lo estamos consiguiendo. Lo que es seguro es que el mercado infantil/juvenil es uno de los más potentes a nivel económico. A veces a los adultos les da por despreciar o infravalorar aquello que lleva el apellido «infantil», creyéndonos de vuelta de todo en la vida. Pero lo cierto es que estos libros cada vez están más hechos para cualquier edad siempre que no tengas una mente encorsetada en un traje con corbata y pantalones dos tallas menos de lo que realmente necesitas.

Hay auténticas maravillas que descansan en las estanterías de las librerías, las librerías, las estanterías de los adultos que nunca sucumbieron a serlo del todo, esperando a que llegue la mano infantil que lo elija. Tal vez, la mano suficientemente adulta como para no avergonzarse de cogerlo y llevárselo a la imaginación.

Si a cualquiera nos preguntaran por nuestros cinco libros preferidos, estoy convencida de que al menos uno llegaría desde aquellos lejanos años en los que soñábamos con ser felices y vivir fuera de las cadenas de la galera.

Muchas son las editoriales que apuestan por lo infantil y, sobre todo, lo juvenil. Aquí haremos un repaso a alguna de ellas y no todas serán grandes grupos editoriales. Qué vamos a hacerle, creo en la diversidad.

¿Comenzamos?

 

Beascoa.

Beascoa lleva más de 40 años publicando libros para los lectores más jóvenes. Desde 2001, forma parte de la división infantil del grupo editorial Penguin Random House. Su catálogo, con más de 1.500 títulos, se centra en el ámbito exclusivamente infantil (de 0 a 7 años) y se distribuye en todos los territorios en donde está presente Penguin Random House Grupo Editorial.
La trayectoria histórica de Beascoa ha estado siempre atenta al desarrollo de conceptos editoriales y formatos novedosos; proyectos dirigidos a los lectores más jóvenes, con la intención de simultanear el aprendizaje y la diversión.
Con el fin de llegar al máximo número de jóvenes lectores, Beascoa también ha hecho un hueco en su catálogo para los personajes más populares del escenario infantil. Así, libros tiernos y didácticos como los de Peppa Pig, Valeria Varita, Elmer, Beatrix Potter, el Pez Arcoíris o los referentes pedagógicos de Fisher-Price y Dora la Exploradora, conviven con sólidas propuestas locales, profusamente ilustradas y más tradicionales.

(https://www.penguinlibros.com/es/11363-beascoa)

 

Hay un libro al que tengo especial cariño de esta editorial: Astromitos. El sistema solar como nunca lo habías visto. Este cariño proviene de dos fuentes o razones:

1.- Mi amor por la mitología clásica.

2.- El amor que mi hija de tres años le tiene a las historias de los planetas que narra magníficamente Carlos Pazos.

Un libro para aprender, sí, pero también para mirar al cielo y soñar con llegar a un universo en el que Fobos y Deimos se necesitan, pero se odian; en el que Saturno (el preferido de mi hija), tiene bigote y lleva un reloj de arena en la mano derecha.

Un libro que le suscita preguntas y que siempre pide para dormir. Solo dos planetas por noche, eso sí, que mañana hay cole.

 

Astronave.

Astronave es el sello de literatura infantil, juvenil y crossover de Norma Editorial. Un sello con identidad propia en el que se publican todo tipo de libros ilustrados para el público joven.

Norma Editorial lleva cuarenta años en el mercado y es un referente en la edición de cómic y libro ilustrado. Astronave quiere seguir su vocación de hacer libros de calidad, tanto en su formato como contenido, para un público general.

(https://www.editorialastronave.com/empresa/es/21-conocenos/)

Debo reconocer que el sello de Norma me enamoró desde el principio porque apostaba por libros sobre inclusión. Historias no normativas que se salían de los estereotipos (cada vez, y gracias al cielo, más difusos), historias que te transportan al mundo de la infancia sin dejar por ello de enseñarnos un poquito en el camino.

Si me pedís un libro, una recomendación por ser rompedora, por ser divertida y porque usé a mi hija de excusa (como si yo las necesitara) para leerlo una y otra vez, es Las chicas y los chicos también… ¡pueden! Tal vez porque yo fui una de aquellas niñas a los que los demás intentaban convencer de que ser pirata era cosas de chicos.

Las chicas y los chicos también… ¡pueden!
Sophie Gourion, Isabelle Maroger
El cuento que rompe definitivamente con los estereotipos de género.

«¡Las chicas no juegan al futbol!». «¡Las muñecas no son para los niños!». «¡Las niñas no pueden ensuciarse!». «¡Los niños no lloran!». Seguro que has oído frases de este tipo en la televisión, la escuela o incluso en casa, pero no son ciertas. Ya seas niño o niña, ¡puedes hacer lo que quieras!

Con un tono poético que huye de los prejuicios, esta es una lectura que empodera y da herramientas a los niños y niñas para que no tengan miedo de ser quienes son.

(https://www.editorialastronave.com/item/es/332-las-chicas-y-los-chicos-tambiey#769;n-pueden/)

 

La Galera.

Considerada como una de las editoriales más importantes del país en literatura infantil desde sus comienzos en 1963, la Galera nació con vocación de ofrecer libros con criterios más avanzados y más vanguardistas. Una editorial que desde el principio apostó por la política de autor y el talento nacional.

En 2009, la Galera inició una nueva etapa con nuevos sellos, siempre con el mismo criterio de modernización de obras y con una decidida apuesta por la literatura juvenil. Amplió su abanico de autores con los talentos más consolidados, nacional e internacionalmente, así como con los noveles más prometedores, iniciando el período de crecimiento más sostenido de la historia de la editorial.

De esa apuesta acabaron surgiendo algunos de los mayores éxitos editoriales de la Galera, tanto en álbumes infantiles como en ficción de creación propia y traducida y hasta en divulgación científica.

la Galera también tiene por reto conquistar un mundo en el que ya no hay fronteras. La exportación y la venta internacional de derechos han hecho posible la existencia de best sellers simultáneos en Europa, América Latina y Asia.

Hoy, la decana de Casa Catedral sigue contando con obras, autores y formatos que la sitúan entre las editoriales más exitosas y reconocidas, tanto en el panorama nacional como internacional.

Más de 50 años después de su nacimiento, la Galera es más fuerte, más relevante y mayor que nunca. Lo único que se mantiene igual es, por supuesto, la pasión.

(https://www.lagaleraeditorial.com/es/presentacion)

De la Galera me fascina lo que está haciendo con los clásicos como Alicia en el País de las Maravillas o Sandokán porque es lo que hizo Bruguera cuando yo era pequeña y conocí a Dickens, Stevenson y todos los grandes gracias a sus novelas adaptadas. Así anuncia en su web la adaptación de Alicia:

Sinopsis

Alicia es una niña que ve a un conejo trajeado que consulta un reloj de bolsillo y parece que va con prisa. Intrigada, lo sigue y cae por un agujero. Su caída la llevará a un mundo fantástico y extraño, en el cual nada parece desentonar: un gato que aparece y desaparece, setas y bebidas de efectos curiosísimos, una reina absolutamente cruel… una tropa de personajes estrafalarios para llenar un país de maravillas.

Las lecturas de toda la vida, para los lectores de hoy.

Encuadrada dentro del grupo Casa Catedral, la Galera se consolidó como un referente en lo infantil y juvenil desde hace mucho tiempo.

 

Pero, ¿qué pasa con los pequeños sellos? ¿No apuestan ellos por lo infantil/juvenil? Claro que sí, lo hacen, además, sabiendo que no hay forma de competir con los grandes grupos, aunque sus libros merezcan la pena igual. La distribución, el marketing… son fronteras que un pequeño sello no puede cruzar con demasiada facilidad.

Pongamos por caso dos de estas editoriales.

 

Aristas Martínez.

Aristas Martínez es una editorial fronteriza: publica libros al límite de los géneros, hurga en la linde entre la ficción y el documento, traza líneas editoriales bastardas, plantea retos a sus autores en proyectos difíciles de clasificar. De la misma manera es una editorial periférica, en cuanto su sede está descentralizada y vive al margen de ruidos y furias. Esta búsqueda de libros singulares trata de conjugar contenidos originales con una estética capaz de transmitir y ser transparente. La acción desde el perímetro nos ayuda a mantener las distancias, a vivir en lugares poco polucionados culturalmente y abordar la literatura con normalidad.

(https://www.aristasmartinez.com/quienes-somos)

Hace no mucho, la editorial extremeña, publicó el nuevo libro de María Zaragoza, Baba Yagá, primera incursión de la novelista manchega. Baba Yagá es un cuento delicioso y maravilloso que hurga en los sentimientos más elementales: el amor, el dolor, la desesperación, el abandono… y lo hace como Zaragoza suele hacer todo lo que toca, de una manera soberbia y medida.

Baba Yagá se hizo con el Premio Torre del Agua en la categoría de 9 a 12 años.

Baba Yagá es un relato basado en los cuentos populares rusos que recopiló Afanásiev, la literatura clásica futurista y en la tradición «what if» del cómic americano, con un carismático personaje femenino como protagonista: Valentina la rápida. Se trata de una historia de iniciación y superación pensada para el lector joven en la que se abordan dilemas morales de la actualidad, desde la fantasía y el futurismo.

«En una fría aldea de las montañas, todo el mundo tiene asumido que el hielo se traga a los despistados y Baba Yagá, de vez en cuando, se lleva a un niño. Sin embargo, cuando la bruja secuestra a la hermana pequeña de Valentina la rápida, esta no puede resignarse como hacen los demás, al fin y al cabo es capaz de matar a un lobo con sus propias manos y con solo trece ciclos. Llena de resolución e inconsciencia, se encaminará a casa de Baba Yagá a hacer un trato con ella para liberar a su hermana sin saber que, tras los gritos de la bruja, se esconde un secreto peligroso que habla de guerras de otros tiempos, bandos enfrentados y sacrificios a los vencedores.»

(https://www.aristasmartinez.com/producto/baba-yaga)

 

Cazador de ratas.

Cazador es la editorial del S.XXI, adaptada a los nuevos gustos literarios. Apostamos por los escritores que tienen algo que contar y lo hacen bien. Autores con un recorrido que nos llevan, también, a dar una oportunidad a aquellos que tienen, según nuestro criterio, suficiente calidad para ser editados y publicados.

(https://www.editorialcazador.com)

 

La editorial Cazador quiso apostar por la literatura de género para niños con dos propuestas de colección, dentro de Hamelin: Allister Z y Agatha Jones. La primera serie, escrita por Miguel Aguerralde narra las aventuras de un niño, mitad zombie, mitad Frankestein que, de la noche a la mañana, el día de su cumpleaños y por mor de un castillo de petardos, ve cambiar su vida. Algo que a los adultos nos hubiera costado aceptar, los niños lo incorporan a su normalidad de una forma natural. Su amigo ha regresado de la muerte y ahora es más raro, más fuerte, habla menos y es más bruto, pero ¿qué importa? Sigue siendo su amigo y eso no ha cambiado.

La otra colección la firma Pepa Mayo, Agatha Jones, y es una adaptación de las novelas de Agatha Christie al lector de entre 9 y 99 años.

 

Lo cierto es que, en tiempos de pandemia, cuando el mercado editorial perdió en 2020 un 12%, la línea juvenil e infantil son las que mejores se defendieron de tanta mala noticia. Tal vez sea una casualidad, pero algo me hace pensar que no es así, que los niños/as quieren seguir soñando y que está en nuestra mano que eso pueda ser posible.

Feliz día del Libro infantil.

 

Por Carmen Moreno
@morenopcarmen

Compartir...