«Estar bien», de Nelly Micolta: la urgencia de aprender a cuidar de nosotros mismos.

Solemos pensar en nuestro bienestar solo a medias. Comer bien, hacer algo de deporte, intentar evitar una vida demasiado sedentaria… Pero, por lo general, no le damos importancia a factores como la vida social, la cantidad de tensiones o de pensamientos negativos que acumulamos. Estar bien, el tercer libro de la colombiana Nelly Micolta, aborda estos y otros temas.

 

Cuenta Nelly Micolta que no se llevaba nada bien con el deporte. En todo caso, de vez en cuando, sacaba un poco la bicicleta a pasear, más que a pedalear, pero eso era todo. Con el tiempo, fue descubriendo que el ejercicio, sumado a una alimentación más equilibrada, le iba repercutiendo, no solo a nivel físico, sino también a nivel mental. Fue entonces cuando comenzó a hacer pequeñas anotaciones y, sin saberlo, puso la semilla para este, su tercer libro: «La idea de escribir Estar bien surgió con pequeñas notas que empecé a escribir para mí misma, ya que soy consciente de que la salud lo es todo. Como terapeuta, me siento comprometida a hacer llegar este mensaje de bienestar a través de la publicación».

Pero la historia de Nelly podría ser la de cualquiera de nosotros, porque, ¿a quién no le cuesta horrores mantener la disciplina en lo que se refiere a la práctica deportiva? Y ya no hablemos de hacer lo propio con la alimentación. No en vano, tal como reconoce la propia autora, mantener en forma la mente es más complicado que mantener el tono físico: «Sin salud mental, difícilmente podemos mantener el cuerpo sano. Aunque, aparentemente, nos veamos bien, puede existir alguna patología o dolencia que nos imposibilita gozar de buena salud».

Estar bien es un libro accesible a todo el mundo desde la primera página, donde Nelly Micolta nos recibe con un «Si alguien te ha regalado este libro, te está diciendo: “Quiero verte saludable y feliz”. Si te lo has regalado tú, te estás diciendo: “Quiero estar saludable y feliz”». Poco más adelante, la colombiana deja claro que seremos nosotros, los lectores, quienes escojamos, de entre todos los conocimientos que nos va a ofrecer, qué ponemos en práctica y qué no. De ese modo, se consigue una capacidad de interpelación mucho más directa. «Pienso que existen muy buenos libros de autoayuda, pero demasiada información hace que el lector no acceda a un estado de motivación, sino a uno de postergación. Por esta razón, me gusta escribir de manera sencilla para que el lector lleve a la práctica consejos fáciles de seguir y luego vea resultados sorprendentes», asegura Micolta.

Quienes esperen encontrar en Estar bien una guía de tediosas pautas que aplicar sin más se verán sorprendidos por otra cosa muy diferente: un manual interactivo con información muy interesante sobre la forma en que el mundo que nos rodea, así como nuestra forma de desenvolvernos en él, nos afectan a niveles que no conocíamos, como ya adelanto en mi reseña sobre la obra. Nuestra forma de relacionarnos, de hablar, nuestros pensamientos, incluso nuestra percepción del paso del tiempo son factores que pueden jugar a nuestro favor o en nuestra contra, solo hay que aprender a dominarlos. Bueno, «solo»… Como si fuera algo fácil. Es un proceso que lleva su tiempo, desde luego. Lo que no admite más demora, como asegura la escritora colombiana, es tomar conciencia de que debemos cuidar de nosotros mismos: «Vivimos en una sociedad en la que parece ser que el tiempo nos juega en contra. Siempre digo que debemos concienciarnos de que más vale prevenir que curar. Por eso, es una necesidad imperiosa empezar a invertir tiempo para cuidarnos. Además, vivir con calidad de vida es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros, y también a nuestros seres queridos».

Por Eva Fraile, de La Reina Lectora
@reinalectora

Estar bien: Cambia de vida y recupera tu bienestar
de Nelly Micolta Segura

Comenzar a estar bien es estar mejor que antes.

La salud es la mayor riqueza a la que todo ser humano debe y puede aspirar, pero algunas veces, y de manera automática, se piensa o se asume como un hecho asegurado, sin tener en cuenta que para estar bien se deben aplicar ciertos cuidados.

En sí, el ritmo de vida que llevamos y nuestra forma de actuar pueden jugar en contra de lo que pensamos y de lo que creemos. Por eso, de esta manera, nos aproximamos a convertirnos en personas inconscientes sin siquiera llegar a reflexionar que, con el paso de los años, la salud se resiente. Aun así, cuando realizamos un cambio saludable y permanente en el tiempo, podemos vernos bien, sentirnos bien y, sobre todo, estar bien. Por consiguiente, incluyendo nuevos y pequeños hábitos se ve la diferencia.Pero todo esto solo será posiblea partir de un nuevo comportamiento y también de un nuevo conocimiento. Leyendo estas páginas, que fomentarán tu bienestar, podrásencontrar la manera de organizarte. De ese modo, se te hará más fácil identificar lo que, en realidad, quieres y los recursos con los que cuentas para lograrlo. ¡Gozar de buena salud es posible!

¿Te animas a echar un vistazo?

Artículo anteriorLos sueños asequibles de Josefina Jarama
Artículo siguienteNovelas Históricas para febrero de 2022
Agente literario, agente de derechos internacionales, asesora editorial, experta en posicionamiento de escritores y redactora en distintos medios de comunicación. Prensa en Academia del Cine. Editora de la web La Reina Lectora. Escritora de Proyecto Crysser. Olvido.