En esta nueva entrega de “Las experiencias de un Autor Indie” os traemos las palabras y comentarios de Fernando López Aguarón, autor del libro de cuentos “Entregas de intriga” en Editorial Bibijagua y de la novela “La afonía del Juglar”. A Fernando no le gusta demasiado el término “indie” y prefiere términos mas castellanos como “novel” o en cualquier caso “autopublicado” o “independiente”, lo que supone definir de una manera elegante que no se cuenta con el cobijo y la “cierta” seguridad de tener un respaldo editorial.

 

61zYTvcA0sL._SX331_BO1,204,203,200_Como nos comenta el autor de “La Afonía del Juglar” ya tuvo una experiencia con una editorial que publicó una de sus obras en papel.

“Hace años publiqué un libro de cuentos en una editorial “tradicional”, sí, de esas que sacan el libro en papel, material del que opino que se extinguirá dentro de unos cuantos cientos de años (pero eso a nosotros nos da igual, ya se preocuparan los que estén). Mi experiencia fue estupenda: un grupo entusiasta, en una editorial joven (Bibijagua Editores) que se movían muy bien y que lucharon por mi libro hasta la extenuación, moviendo sus hilos, que me llevaron a ser entrevistado por el diario El País y a firmar en la Feria del Libro, en un pequeño huequecito para orgullo de mis familiares y amigos, únicos presentes en la caseta.
Existen también otro tipo de editoriales que se limitan a imprimir tu libro, orgullo de cualquier escritor que ve a su criatura y la acuna en sus brazos con paternal cuidado, sin ayudarte en la corrección y sin promoción. Estas últimas no aportan demasiado, en mi opinión, ya que esto lo podemos hacer nosotros.”

 

Fernando nos indica que a la hora de la “autopublicación” en plataformas digitales hay puntos importantes a tener en cuenta, como son la maquetación y la portada.

“Pero como hemos venido aquí a hablar del Dios Amazon, os voy a dar una explicación, porque os la debo como autor novel que soy. Una vez que has escrito tu libro, corregido siete mil veces (aún así os dejaréis errores, no pasa nada) tenéis que maquetarlo y poner una portada. A no ser que tengáis esos conocimientos (no se puede saber de todo), os recomendaría que os lo hiciera un profesional, ya que evitas problemas de compatibilidad y te permite subir el archivo de modo fácil. Además una bonita portada siempre ayuda a presentar el libro, la presentación cuidada siempre se nota y aporta positivamente, ya que el DIY a veces funciona y otras no. En mi caso este trabajo lo hizo Alexia Jorques, que es una tía maja, currante, profesional y seria, lo que ya es mucho hoy en día. No os resultará difícil localizarla en las redes sociales, donde otros profesionales de la maquetación, corrección y realización de portadas ofrecen sus servicios, con precios que estimo razonables.”

 

51WVXsx7jNL._SX352_BO1,204,203,200_Otro de los puntos a tener en cuenta es un precio ajustado para poder llegar a más lectores y darte a conocer. La competición entre autores nóveles comienza en este punto, pero aún así debes sentirte orgulloso de haber conseguido escribir un libro.

“Tienes ahora que decidir el precio de la obra con las recomendaciones que te hace la página (creo que, en este caso, un precio justo dentro de lo barato es una buena política). Nuestro trabajo vale dinero, pero al ser desconocido hay que ajustar, ya que quitando a la familia, amigos y algún osado lector, casi nadie comprará nuestro libro.
Una vez subido, el libro aparece a la venta en todas las tiendas internacionales de la multinacional en formato digital (y en papel, si así lo consideráis adecuado); en mi opinión, es bueno tener las dos opciones. Tu flamante creación campeará y competirá entre otros cientos de miles de personas que tienen al menos la misma ilusión que tú. Llegar a este paso ya es un orgullo, y es que no es por nada, pero un libro no lo escribe cualquiera, al igual que no todo el mundo es capaz de dibujar, esculpir o hacer calceta.”

 

Plataformas digitales como Amazon te ayudan con sus herramientas como nos comenta Fernado. Y blogs como este a hacer publicidad de tu obra.

“Las tripas de Amazon son muy intuitivas, te ofrece aplicaciones para ver las ventas de tu libro en los dos formatos (Kindle digital y Create space tapa blanda, en formato libro de mano, unas 6 pulgadas), que miraréis compulsivamente y gracias al cual pegaréis un gritito al conseguir una venta.
Ahora toca hacer publicidad en las redes sociales, pedir a los que la lean que hagan una crítica y la suban, contactar con blogs literarios que apoyen a los noveles como Algunos Libros Buenos y otros cuantos que aceptan manuscritos de gente a la que solo nos conocen, literariamente hablando, en nuestras casas.”

 

Unas recomendaciones muy sabias y acertadas que nos hace llegar el autor tras su experiencia de autopublicación de su obra “La afonía del Juglar”.

“Os recomiendo mucha HUMILDAD y PACIENCIA al respecto en lo referente a críticas, rechazos, amigos hinchables que nunca comprarán tu obra, pesados y otra fauna. Disfrutad del trabajo bien hecho. Al cabo de unas semanas, Amazon te ofrece la posibilidad de corregir los errores el manuscrito “master” y hacer la segunda edición, lo que os recomiendo; yo estoy en ello ahora mismo.
Mi experiencia ha sido positiva y recomiendo publicar en Amazon, también probar suerte en editoriales tradicionales (pues es compatible) y participar en concursos. Cuanta mayor visibilidad tenga la obra, mejor.
Solo hay un secreto en esto y es TRABAJAR como un (poned la palabra que más os guste) y pasárselo como un (poned palabra ad hoc). El orgullo de crear es inmenso, pero no nos engañemos, vender debe molar (o eso dicen los best-sellerianos)”

 

Queremos dar las gracias a este gran autor, sus sabias palabras esperamos que os ayuden si os decantáis por la autopublicación de vuestro libro. Y recomendaros encarecidamente que leáis “La Afonía del Juglar” obra de la cual podéis encontrar la reseña en este blog.

 

 

 

Las experiencias de un Autor Indie (IV) – Fernando López Aguarón
1 (20%) 1 voto

Aquí puedes dejar un comentario...