Entrevista a Tyler Keevil, autor de «Donde late el corazón»

Entrevista a Tyler Keevil, autor de «Donde late el corazón»

Entrevista a Tyler KeevilSobre el autor:

Tyler Keevil se crio en Vancouver y muy joven se fue a vivir a Gales. Es autor de tres novelas anteriores, entre ellas «The Drive», así como de la colección de cuentos titulada «Burrard Inlet». Sus obras cortas de ficción han aparecido en una amplia variedad de revistas y antologías, y ha recibido varios premios, entre los que destacan The Missouri Review’s Jeffrey E. Smith Editors’ Prize, el Premio del Público al Libro del Año en Gales y el Writers’ Trust McClelland & Stewart Journey Prize. Es el director del Máster de Escritura Creativa de la Universidad de Cardiff.

Entrevista a Tyler Keevil:

 

Este libro no sigue la línea de anteriores obras escritas por usted. ¿Por qué lo escribió, cómo se le ocurrió la idea?

La idea fue decantándose durante mucho tiempo, desde que leí un artículo en la prensa que hablaba del mercado negro. No podía quitármelo de la cabeza. Lo abordé desde diversos puntos y no me quedaba satisfecho con los resultados. Pero después de escribir No Good Brother me sentí más preparado e inspirado para enfrentarme a ello. Había escrito varios libros ambientados en el Pacífico Noroeste, principalmente desde puntos de vista de personajes masculinos, y esto era una oportunidad para probar algo nuevo.

Al mismo tiempo, quizá no sea tan diferente de mis obras anteriores como puede parecer en un princi- pio. Cuando acudí a mi agente, ella me señaló que sigue siendo la historia de un viaje, y que incluye un viaje por carretera, y que incluye cruzar fronteras (tanto físicas como de otro tipo); todos ellos son elementos que aparecen en mis novelas anteriores y que, por lo que parece, me atraen mucho.

La protagonista de este emocionante thriller es una mujer normal cuya vida da un giro repentino y radical. Viaja a Praga, la ciudad donde su marido le pidió matrimonio, y tras un encuentro casual se ve metida en el mundo del crimen organizado (no pretendo destripar nada) y se enfrentada a una difícil decisión moral. ¿Puede hablarnos un poco de ella?

Eira es el elemento crucial del argumento, desde luego. En galés, su nombre significa ‘nieve’ y es un reflejo del apodo que le da Mario: la reina de las nieves. Le gusta imaginarla como una persona «fría como el hielo», y hasta cierto punto lo es, aunque se debe en parte al estado emocional en el que se encuentra y al trauma que ha sufrido. En el primer capítulo ve cómo asesinan a su marido, y esa escena era todo cuanto yo tenía para empezar. Una vez que la tuve escrita, comencé a ver mejor las posibilidades que encerraba el argumento y el viaje de mi protagonista. Como usted dice, en muchos sentidos es una mujer normal, y espero que los lectores puedan identificarse con ella a ese respecto. Al mismo tiempo, posee profundidades ocultas. Demuestra tener valor, capacidad e ingenio al intentar burlar a los que la persiguen. En cada paso intenté ponerme en su lugar: ¿qué podría hacer yo para salir de esa situación? ¿Cómo hacer para burlar a mis perseguidores estando en su territorio y teniendo ellos todos los recursos?

En la novela se mezclan situaciones de extrema crueldad y acciones de amor desinteresado. ¿Cómo pueden coexistir ambas cosas en el ser humano?

¡Menuda pregunta más difícil! Creo que en el libro se ve esa parte más siniestra de la humanidad, representada por Pavel y Valerie, dos personas malvadas y cuyas acciones son verdaderamente deleznables. Eira y Marta representan el contrapunto de eso: las dos están dispuestas a arriesgar mucho, incluida su propia vida, para salvar a otro ser humano, para realizar esa buena acción.

En cuanto a si ambas cosas pueden coexistir en el mismo ser humano, supongo que la respuesta tiene que ser que sí. Nos gusta imaginar a los malos como seres «monstruosos» e «inhumanos», pero, naturalmente, la verdad es que solo son personas. Tal como dice Marta, «son las cosas que hace la gente». Como individuos y como especie, somos capaces de llevar a cabo actos así de terribles, así de atroces y, sin embargo, también tenemos capacidad para el altruismo y el sacrificio personal. Debe de ser que cada uno de nosotros lleva dentro de sí el potencial para ambas cosas.

Todos los personajes de la novela son seres solitarios o heridos, no solo la protagonista sino también otros. A pesar de la espeluznante historia que cuenta la novela, de los escenarios sórdidos, consigue emocionar y conmover. ¿Cómo lo hace?

Siempre me han atraído los personajes que están fuera del montón: solitarios o heridos, o que son imperfectos. Son más interesantes para el drama y en última instancia más realistas, dado que todos somos imperfectos en muchos sentidos. Todos estamos solos. A pesar de eso, todavía existe la esperanza de conectar con otras personas y apoyarlas, y eso lo vemos en la forma en que se unen Marta, Eira y Gogol. Espero que el lector les tome tanto cariño como les he tomado yo, y el hecho de que estén en peligro, que pese sobre ellos esa terrible amenaza de lo que podría ocurrirles, es lo que hace que la historia sea tan emocionante.

La ambientación —invierno helador, paisajes desola- dos e inhóspitos— también acompaña a la sordidez de la trama. ¿Está elegida a propósito?

Abrigué la esperanza de que el paisaje reflejara el estado emocional de Eira, esos sentimientos de entumecimiento y desapego, así como la situación en la que se ve envuelta. Además, es un reflejo exacto del recuerdo que yo mismo tengo de Praga, dado que viví allí durante una temporada cuando tenía veintipocos años. Me encantó la ciudad y la cultura, pero, al igual que Eira, carecía de contactos y no conocía a nadie. Pasé mucho tiempo andando sin rumbo por las calles, solo en medio del frío, o viajando por el país. Esos recuerdos y ese sentimiento de desolación ejercieron un impacto en el modo en que he descrito la ciudad y sus alrededores, desde luego que sí.

Uno no puede por menos que sentirse interpelado por la historia. El lector se pregunta qué decisión ética tomaría si se viera en una situación igual. ¿Cuál es el mensaje que pretende hacer llegar al lector con este libro?

Estoy de acuerdo en que surge esa pregunta, sobre todo una vez que el narrador revela que no tiene la misma fortaleza que tiene Eira. Es fácil juzgarlo con dureza, y sin embargo, ¿cuántos de nosotros tendríamos el valor de la protagonista? ¿Cuántos miraríamos hacia otro lado o seguiríamos adelante con el plan para salvarnos? En una situación comparable, en la película El laberinto del fauno de Guillermo del Toro hay un momento enternecedor en el que el doctor Ferreiro desobedece al capitán Vidal y aplica la eutanasia a un prisionero para que el ejército no pueda torturarlo más. Por ese acto de compasión, el médico recibe un tiro por espalda. Es un hombre modesto y, sin embargo, su callada resistencia es verdaderamente heroica. Yo me aferro a la esperanza de que cada uno de nosotros sea capaz de tomar una decisión como esa: simplemente negarnos a permitir que nos presionen o nos obliguen a hacer el mal. Nunca he perdido esa esperanza.

¿Tiene previsto continuar escribiendo en esta línea? ¿Cuál es su próximo proyecto?

Cada proyecto es diferente. A mi colega Tristan Hughes le gusta decir en broma que una vez que uno termina una novela sabe cómo escribir el libro que acaba de escribir, pero que eso no va a ayudarlo a escribir el siguiente. Pero, como hemos comentado, hay determinadas cosas que me atraen: los personajes solitarios, los viajes, la moralidad, las personas corrientes que cruzan fronteras y asumen riesgos. Me gustaría continuar utilizando esos elementos, combinándolos de distintas formas, pero al mismo tiempo haciendo avanzar mi obra en direcciones nuevas.

*Contenido original proporcionado por la editorial AdNovelas

Sobre el libro:

Todo lo que hace falta para cambiarte la vida es un simple momento…

Un apuñalamiento fortuito en un autobús londinense deja a una joven viuda y completamente alejada de lo que hasta entonces era su mundo.

Despojada de lo que debería haber sido su futuro, en un impulso reserva un viaje a Praga, la ciudad donde se prometió con su marido. Pero, en un lóbrego invierno, anestesiada y desconectada de la realidad, no puede hacer más que vagar por las calles empedradas… hasta que recibe una intrigante proposición. Hay un trabajo para alguien como ella, sin antecedentes penales y sin vínculos en la zona; alguien que esté dispuesto a correr un pequeño riesgo. Todo lo que tiene que hacer es recoger algo y traerlo de vuelta. Solo una vez. Solo esa vez.

Su misión la lleva a un lugar donde la vida no vale nada y los tratos sórdidos están a la orden del día. La joven arriesgará su vida para salvar otra, y para ello tendrá que enfrentarse a una maldad indescriptible y lograr escapar de quienes la han traicionado.

Atrevido y elegante, este thriller de alto voltaje explora lo que sucede cuando un giro del destino torna tu vida irreconocible.

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...