Terapias novedosas para la depresión severaLa depresión nerviosa está en auge a nivel mundial. El consumo de fármacos anti-depresivos ha aumentado exponencialmente pero no siempre son eficaces en los casos severos.

Una técnica alternativa que se encuentra actualmente en auge es la estimulación eléctrica transcraneal, para estimular directamente en la superficie del cerebro la actividad neuronal. Esta técnica ofrece buenos resultados en algunos casos.

La depresión no solo se remedia con medicamentos

El tratamiento de la depresión no es tarea fácil. Una de las causas de que en algunos casos sea difícil atajar esta enfermedad radica en la dificultad para entender cómo se correlaciona la depresión con los distintos tipos de neuronas y regiones distintas en el cerebro. Por otra parte, hay diversos factores asociados con esta enfermedad que incluyen aspectos sociales, psicológicos, nutricionales, genéticos y otros parámetros relacionados con la propia fisiología particular de cada persona.

La mayor parte de las terapias ofertadas para paliar la depresión se basan en abordajes de índole psicológica y farmacológica, si bien muchas de estas terapias resultan ineficaces en muchas personas. Una técnica en auge que se está aplicando en casos particulares de depresión severa se basa en técnicas de estimulación eléctrica transcraneal, en las que el paciente es expuesto a electrodos eléctricos durante sesiones de corta duración para poder re-estimular eléctricamente a las neuronas que puedan verse afectadas o mal sincronizadas.

Estimular eléctricamente las neuronas para mejorar el estado de ánimo

La estimulación cerebral transcraneal se basa en la activación de las neuronas de zonas superficiales del cerebro para aliviar los trastornos emocionales relacionados con la depresión moderada o severa.

Para desarrollar esta terapia, el especialista implanta electrodos estimuladores en el cerebro para enviar corrientes eléctricas a las áreas del cerebro seleccionadas. ¿Por qué corrientes eléctricas? Como seguramente sabes y comento en mi libro “Dale vida a tu cerebro” (RocaEditorial), las neuronas se comunican por impulsos eléctricos y químicos. Los impulsos eléctricos se pueden manipular para mejorar la actividad de las neuronas o para obtener una mejor sincronicidad entre las células. En otra palabras, para reestablecer la actividad normal o correctiva de circuitos neuronales asociados con el estado de ánimo.

Esta estrategia es bastante novedosa ya que esta región del cerebro es menos conocida en sus efectos e influencia sobre la depresión, la gestión de las emociones y el ánimo en general.

Durante los experimentos efectuados en estas personas con epilepsia y depresión se constató que cuando estas personas se sometían a una estimulación magnética transcraneal en esta zona de cerebro se obtenían cambios favorables en tan solo 3 minutos de terapia diaria. Los investigadores afirman que tan solo con una única sesión los pacientes manifestaban sentirse mucho mejor incluso sin ningún tipo de medicación. La mejoría era visible ya que los demás constataban visiblemente la mejoría: las personas que habían seguido el tratamiento eran más proclives a sonreír, hablaban y conservaban más e incluso modificaban su comportamiento postural y se sentaban más erguidos, manteniendo la postura derecha en comparación con su aspecto antes de empezar el tratamiento.

Un aspecto curioso aún sin resolver es que los beneficios de este tipo de estimulación solo se observaban en aquellas personas que tenían depresión moderada a severa pero no en los que tenían síntomas de depresión ligera. La terapia tampoco resultó ser muy eficaz para los trastornos de tipo ansioso.

¿Una única estimulación es suficiente?

A pesar de lo positivo de los resultados de este estudio, ello no quiere decir que una única terapia estimuladora de unos minutos pueda curar todos los males del cerebro. De acuerdo a los investigadores, el tratamiento de algunas sesiones de estimulación puede prolongar el bienestar durante unas semanas, pero no para siempre.

No cabe duda que uno de los factores determinantes del éxito más duradero de esta técnica son las pautas de vida que alimentan y enriquecen el ánimo y el bienestar. En palabras de uno de las personas que siguieron el tratamiento: “Si tras la sesión te encierras en casa y no pones de tu parte para cambiar algunos aspectos de tu estilo de vida o de aquellas compañías que te eran nocivas (como en el caso de personas maltratadas) al final vuelves otra vez a la casilla de salida”.

Estas palabras son indicativas de que para mejorar eficazmente en el tiempo, la terapia eléctrica o magnética debe venir acompañada por la voluntad de los pacientes a salir del círculo vicioso de la melancolía y el aislamiento.

Por Raquel Marín
www.raquelmarin.net

Pon en forma tu cerebro: Plan de actividades, probióticos y recetas para mejorar tu cerebro
de Raquel Marín

Publicación: 24 de octubre de 2019
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 336
ISBN: 978-8417771195

Sobre el libro:

Tras el éxito de Dale vida a tu cerebro, donde la neurocientífica Raquel Marín nos hablaba de las necesidades nutritivas de nuestro cerebro para mantenerse joven y sano, y de cómo una correcta alimentación puede prevenir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson, llega Pon en forma tu cerebro, con las pautas necesarias para alcanzar la máxima eficiencia de nuestra mente, haciendo especial hincapié en la estrecha relación que existe entre cerebro e intestino, una evidencia científica contrastada.

Guía para el mejor estilo de vida, con pautas físicas, mentales y emocionales, y los alimentos que necesitas para estar en óptima salud mental durante todas las etapas de la vida.

Biografía del autor

Imagen de raquelmarin.net

Raquel Marín es neurocientífica y catedrática de Fisiología. Se doctoró en Biomedicina en la Universidad Laval de Quebec y ha dedicado su vida a la investigación científica, en particular a las enfermedades del cerebro en el envejecimiento y a los nutrientes para la salud cerebral. Tiene una amplia bibliografía científica y también ha consagrado parte de su actividad a la divulgación de la salud cerebral. Es autora de 127 publicaciones científicas internacionales y ha sido ponente invitada en más de cuarenta congresos internacionales. Ha impartido cientos de conferencias divulgativas en centros académicos, museos, centros de salud y de enseñanza. Ha recibido el Premio a la Mujer Investigadora en Biomedicina en la Universidad Laval (Canadá), el Premio de Investigación Agustín de Bethencourt de la Fundación CajaCanarias, la Medalla Europea al Trabajo de Economía y Competitividad, y la Medalla de Honor del Instituto de Ciencias Forenses de Barcelona. Además es la directora de la oficina de transferencia de la investigación en la Universidad de la Laguna (Tenerife). En su página web www.raquelmarin.net escribe un blog de divulgación sobre el cerebro y la nutrición, en el que aporta recetas neurosaludables. En 2018 publicó Dale vida a tu cerebro, del que lleva tres ediciones vendidas. Este es su segundo libro de divulgación.

Compartir...