Encuentro con Víctor del ÁrbolVíctor del Árbol inició el encuentro dándonos las gracias por leer sus libros y difundir en las redes sociales sus obras. Víctor recordó sus inicios, cuando en la Feria del Libro de Madrid nadie se acercaba a la caseta donde firmaba sus primeros libros y como se sentía un “mono de feria” pero algunos de los blogueros allí presentes se acercaban a hacerle compañía.

“El análisis que hacéis de mis novelas a mí me asombra”

Victor nos explica que se queda asombrado de la calidad de las reseñas de muchos de los blogs que lee y nos pide que nunca perdamos la honestidad, porque él no la ha perdido y sigue siendo el mismo. Y nos aconseja que no nos dejemos atrapar por las editoriales, y nos pide que sigamos siendo auténticos.

“Hace mucho tiempo que quería escribir una novela sobre el viaje”

El autor nos explica por qué escribió la novela, Víctor del Árbol quería hablar de la vejez, de cómo envejecemos,  como la vida nos va laminando y tratar el tema de la enfermedad. Y como a pesar de todo seguimos viviendo y nos reinventamos.

“El viaje que no te transforma no es un viaje, es ir de un lugar a otro”

Para escribir este libro Víctor del Árbol ha esperado a tener una madurez como escritor para escribir “Por encima de la lluvia” ya que antes no hubiera salido esta novela, hubiera salido otra cosa y necesitaba en estos momentos escribir este libro.

El autor sintió que ahora era el momento, ahora que nadie lo espera es el momento de hacer el cambio, ahora es el momento de escribir una historia íntima y de escribir algo que a priori no parece muy atractivo como es la historia de dos ancianos que se encuentran en una residencia.

Víctor ha renunciado a utilizar dos espacios temporales narrativos en su última novela “Por encima de la lluvia”, y ha optado por una historia con una línea temporal lineal aunque haya flashbacks, pero todo pasa en un mismo tiempo.

“He escrito una novela de un viaje metafórico, físico y geográfico… pero sobre todo he escrito una novela para un viaje interior”

Víctor nos cuenta en que momento de su vida se encuentra, un momento en el que los recuerdos personales empiezan a pesar mucho y cada vez tiene más tendencia a mirar hacia atrás… necesitaba escribir esta historia y echarle agallas como ha hecho durante toda su vida. Una historia que le ha servido de manera personal y espera que para sus lectores también sea una novela importante por la verdad que contiene.

“Vivimos en un mundo en el que la felicidad se sustenta en lo inmediato”

Víctor del Árbol nos relata con emoción característica de los personajes, Miguel se dedicó a acumular seguridad durante su vida ya que de pequeño vivió la inseguridad, decide ser un hombre de bien, tener un trabajo estable, ser un buen padre, un buen esposo y si tiene algún sentimiento que se salga de la norma lo va a intentar reprimir, el autor nos da la visión de que no es Elena el que cambia a Miguel, es la enfermedad.

“Siempre va a haber alguien que nos va a coger de la mano, siempre hay alguien que va a tirar de nosotros, siempre”

El autor nos contagia su optimismo a través de sus sinceras palabras, esta historia habla de todos y cada uno de nosotros. Víctor nos confiesa que quiere ser el dueño de su muerte y mirar a la vida a la cara, sin nostalgia. Y nos pide que agotemos nuestras vidas hasta el final.

Una novela optimista porque el autor cree en las agallas que tenemos todos dentro, nos amina a vivir y que cada uno se atreva a ser lo que quiera ser o al menos que lo intente. Para Víctor lo importante de la vida es el viaje, lo que vivimos durante ese camino  y no quiere arrepentirse de lo que no ha hecho, prefiere perder seguridades a cambio de vivir más.

Lo que quería transmitir el autor con esta historia es que no estamos solos, y ha tratado de enfocar el tema de la vejez como se puede tratar a personajes de una edad menor, y se preguntó por qué no puede tratar a sus personajes de 70 años con el deseo sexual, con la pasión, con la incoherencia, con la lucha entre el pasado y el futuro… tienen un bagaje de vida que no se puede menospreciar.

Las circunstancias del personaje de Elena son mucho más duras que las de Miguel y sin embargo se atreve a vivir,  aun teniendo un pasado similar, ella se lanza a por la vida, vive todo lo que la vida le pone delante.

Hablamos sobre las personas que no encajan en la sociedad por su hipersensibilidad, hablamos de esas personas que no encajan en el mundo, que el mundo se les queda pequeño, y se han pasado toda su vida encajar y no pueden porque son distintos. Tendrás que descubrir al leer la novela de que personaje estábamos hablando…

“Hay vidas que nosotros imaginamos para nosotros mismos que nunca podrán ser reales”

Víctor del Árbol nos comenta una anécdota que en ese momento no le echó para atrás en su pasión que es escribir y convertirse en un excelente escritor, cuando escribió el borrador de “El peso de los muertos” lo llevó a varias editoriales y le dijeron que el Quijote ya se había escrito y Cervantes ya está muerto… Su vocación siempre ha sido la escritura, y siguió escribiendo.

También hablando de los fundamentalismos, y como hay en esta obra una crítica a los fundamentalismos religiosos y como nos amparamos en la religión, sea la que sea, para justificar cualquier acción y justificarnos a nosotros mismos.

Hablamos del amor hacia nuestros familiares y seres queridos, como el autor a reflejado a través de la justicia poética la belleza de cuando los hijos, que han sido cuidados y criados por sus padres, llega un momento en el que son los hijos quienes tienen que cuidar a sus padres durante sus últimos días.

Hablamos de su novela “El abismo de los sueños” que fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 pero que no ha sido publicada, el autor nos comenta que tampoco hay intención de que vea la luz y la define como “un pecado de juventud”. Tendremos que recoger firmas para que vea la luz…

Comentamos con Víctor del Árbol el título de su último libro, y nos confiesa que hasta que no tiene el título no empieza a escribir, no lo busca porque sabe que algún día llegará ese título. El título de “Por encima de la lluvia” apareció en un viaje de avión de Bilbao a Barcelona y a su lado tenía un hombre mayor y empezó a imaginar cómo habría sido la vida de esta persona que transmitía una gran serenidad. Ya llegando a Monserrat cuando el avión empieza a descender se podía apreciar una tormenta a lo lejos y las cortinas de agua observadas desde la ventana del avión por este hombre mayor.

También hablamos del final del libro, del que no vamos a desvelar nada, esta es la historia más emotiva, cercana y a la vez optimista que Víctor del Árbol ha escrito.

 

Ha sido un placer poder compartir más de una hora de charla con este gran autor, ha sido un placer volver a encontrarnos en persona y queremos dar las gracias a Alba Fité y a la Editorial Destino por el habernos invitado a este gran encuentro.

 

Encuentro con Víctor del Árbol. Su lado mas humano.
Califica esta publicación

Aquí puedes dejar un comentario...