¿Se puede aprender mientras dormimos?

Se puede aprender mientras dormimos Raquel MarinDormir es vital para el funcionamiento de la mente, hasta el punto de que la privación del sueño puede ser desencadenante de patologías. Además de las diversas actividades que realiza el cerebro mientras dormimos, como la gestión de los recuerdos, las investigaciones recientes demuestran que la memoria se puede potenciar durante el sueño.

 

Dormir es esencial para la salud

En un artículo de mi blog comento lo importante que es el sueño para gestionar los recuerdos y la actividad de las neuronas. Es esencial para asegurar el correcto funcionamiento de la mente. Muchas disfunciones relacionadas con la atención, el lenguaje, el razonamiento, la capacidad de tomar decisiones, el aprendizaje y la memoria son consecuencia de privarse de dormir. Ello no quiere decir que el sueño aumente nuestra inteligencia, ni las capacidades de la mente.

Sin embargo, existen técnicas innovadoras efectivas para impulsar el conocimiento cuando estamos despiertos, como fármacos, estimulación cerebral o prácticas de meditación. ¿Por qué no buscar otras estrategias para estimular la memoria durante el sueño?

 

Estimular el conocimiento durmiendo

Las nuevas revolucionarias estrategias intentan conseguir impulsar la memoria e, incluso, aprender nuevas cosas durante la fase de sueño. Para ello, manipulan electroquímicamente el cerebro para reactivar la memoria, estimulan oscilaciones del cerebro específicas del sueño y usan sistemas para aumentar la producción de neurotransmisores, esas moléculas químicas que las neuronas producen para comunicarse entre ellas.

Para ello se proponen dos estrategias:

Optimizar el sueño mientras se aprende. Por ejemplo, hacer pequeñas siestas antes de aprender nueva información aumenta la adquisición de nuevos circuitos de memoria. Lo mismo ocurre para consolidar recuerdos frescos recientemente adquiridos.

Más intrigante es que se puede también aumentar la memoria manipulando directamente el cerebro durante el sueño. Para ello se utilizan manipulaciones de sistemas de neurotransmisión o de oscilaciones del cerebro. Se trataría de un “aprendizaje inducido”.

 

Aprender durmiendo y oliendo

Un grupo de investigadores alemanes desarrolló un estudio fascinante que demostró que los recuerdos de localizaciones de objetos se pueden reactivar durante el sueño exponiendo a las personas a olores específicos asociados a ellos.

Para ello, los participantes aprendían la ubicación de cosas asociadas a un olor. Posteriormente, los participantes se volvieron a exponer a esos aromas durante la fase del sueño de ondas lentas, mientras que otros participantes no se exponían. Los resultados demostraron que las personas expuestas a los olores mientras dormían recordaban mejor la ubicación de esos objetos. Sin embargo, como se demostró en otro trabajo, curiosamente esta estrategia solo funcionaba en adultos y no en niños, por razones poco conocidas.

 

La siesta también vale 

Un estudio efectuado en la Universidad de Bern (Suiza) ha conseguido que un grupo de participantes aprendiera palabras nuevas mientras se echaban la siesta.

Para ello, los voluntarios escuchaban por unos auriculares una serie de palabras por pares (reales e inventadas) que les iban diciendo mientras dormían la siesta. Al mismo tiempo, se monitorizaba por electroencefalogramas las ondas cerebrales. Cuando despertaron, conseguían establecer correlaciones de las parejas de palabras que habían escuchado mientras dormían.

Además, los investigadores demostraron que para el aprendizaje fuera eficaz se requería que la escucha se efectuara durante el sueño profundo, en el que los registros eran de onda lenta justo antes de despertar.

 

Soñar despierto

El futuro de estas terapias es fascinante y muy prometedor. Ello implicaría que nuestro cerebro estaría a la caza de nuevos aprendizajes incluso mientras dormimos.

¿Quién sabe si se podría estar durmiendo plácidamente mientras nuestro cerebro se estimula en lugar de estar estudiando por la noche en la víspera de un examen?


Quizás en un futuro cercano, dormir sirva también para aprender y memorizar cosas nuevas y levantarnos con información que no teníamos antes de irnos a la cama. Mientras esto ocurre, nada nos impide soñar despiertos al respecto.

 

Por Raquel Marín

Pon en forma tu cerebro: Plan de actividades, probióticos y recetas para mejorar tu cerebro
de Raquel Marín

Publicación: 24 de octubre de 2019
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 336
ISBN: 978-8417771195

Sobre el libro:

Tras el éxito de Dale vida a tu cerebro, donde la neurocientífica Raquel Marín nos hablaba de las necesidades nutritivas de nuestro cerebro para mantenerse joven y sano, y de cómo una correcta alimentación puede prevenir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson, llega Pon en forma tu cerebro, con las pautas necesarias para alcanzar la máxima eficiencia de nuestra mente, haciendo especial hincapié en la estrecha relación que existe entre cerebro e intestino, una evidencia científica contrastada.

Guía para el mejor estilo de vida, con pautas físicas, mentales y emocionales, y los alimentos que necesitas para estar en óptima salud mental durante todas las etapas de la vida.

¡Apúntate al coaching neuronutricional! Si te interesa alimentar y potenciar tu cerebro, puedes matricularte en este nuevo curso online que he preparado para todos. Te gustará mucho.

http://www.raquelmarin.net/cursos/alimentacion-y-pautas-neurosaludables-a-todas-las-edades/

 

Biografía del autor

Imagen de raquelmarin.net

Raquel Marín es neurocientífica y catedrática de Fisiología. Se doctoró en Biomedicina en la Universidad Laval de Quebec y ha dedicado su vida a la investigación científica, en particular a las enfermedades del cerebro en el envejecimiento y a los nutrientes para la salud cerebral. Tiene una amplia bibliografía científica y también ha consagrado parte de su actividad a la divulgación de la salud cerebral. Es autora de 127 publicaciones científicas internacionales y ha sido ponente invitada en más de cuarenta congresos internacionales. Ha impartido cientos de conferencias divulgativas en centros académicos, museos, centros de salud y de enseñanza. Ha recibido el Premio a la Mujer Investigadora en Biomedicina en la Universidad Laval (Canadá), el Premio de Investigación Agustín de Bethencourt de la Fundación CajaCanarias, la Medalla Europea al Trabajo de Economía y Competitividad, y la Medalla de Honor del Instituto de Ciencias Forenses de Barcelona. Además es la directora de la oficina de transferencia de la investigación en la Universidad de la Laguna (Tenerife). En su página web www.raquelmarin.net escribe un blog de divulgación sobre el cerebro y la nutrición, en el que aporta recetas neurosaludables. En 2018 publicó Dale vida a tu cerebro, del que lleva tres ediciones vendidas. Este es su segundo libro de divulgación.

Compartir...